24 personas muertas dejó una impresionante avalancha que afectó una zona de Quito, Ecuador

Una tragedia sin precedentes se produjo en Quito, la capital de Ecuador cuando una avalancha producida por las fuertes lluvias de los últimos días se ensañó con un barrio y produjera hasta el momento 24 víctimas fatales, damnificados y destrucción.

La enorme cantidad de lluvia caída sobre el sector quiteño ocasionó la emergencia que inicialmente reportó 48 personas heridas y 15 desaparecidas, pero con el correr de las horas, infortunadamente aumentó.

Santiago Guarderas, alcalde de la ciudad de Quito, confirmó que la avalancha o aluvión había producido el fallecimiento de 24 personas, además había ocasionado que 348 personas hubiesen resultado afectadas por un alud de lodo que bajó desde la montaña arrastrando con todo lo que encontrara a su paso destruyendo 3 viviendas y arruinando otras 38.

Más de una docena de vehículos y motocicletas resultaron afectados por la avalancha que dejó a la zona sin suministro de energía eléctrica, la cual fue restablecida, además cerca de 3.000 socorristas trabajaban en las labores de rescate y ayuda para las personas afectadas.

La lluvia que cayó desde el lunes en Quito hace parte de un fenómeno que no se presentaba desde hace casi 19 años, la última vez se produjo en 2003, y las precipitaciones de los últimos días llegaron a los 75 milímetros cuando se esperaban apenas dos.

En las montañas cercanas a Quito se encuentra un embalse encargado de recoger las aguas lluvias, pero fue tal la cantidad de agua caída que rebosó la capacidad del reservorio y este se desbordó generando una avalancha desde las mismas montañas.

La avalancha de agua, lodo, piedras y palos descendía de las montañas y al llegar a un lugar llamado La Comuna se encontró con una cancha en donde varias personas se encontraban practicando deporte, haciendo más dramática la situación.

Las lluvias caídas en Ecuador desde principios de año son inusitadas y se cree que tienen que ver con el cambio climático, en la costa y la sierra también se han presentado fuertes precipitaciones, mientras que en el sur del continente el calor ha sido bastante intenso y ha producido sequías e incendios forestales.

El Gobierno del presidente Guillermo Lasso anunció ayuda para los afectados por esta tragedia, la cual consiste en asistencia humanitaria y psicológica, también se han iniciado diferentes campañas de donación, privadas y públicas para colaborar con los afectados.

En esta zona se había presentado una situación similar hace 40 años, pero las autoridades no estaban preparadas para una emergencia de estas características, pues resulta imposible atajar el río de lodo, piedras y palos que arrasa todo a su paso.

fuente: colombia.com