Video: En el Quindío reposa una de las colecciones más grandes del mundo de Cien Años de Soledad

Video: En el Quindío reposa una de las colecciones más grandes del mundo de Cien Años de Soledad

Jorge Iván Salazar Palacio posee en su colección ejemplares de libros autografiados por García Márquez..

Este viernes se conmemoran 40 años desde aquel 21 de octubre de 1982, día en el que Gabriel García Márquez obtuvo el premio Nobel de literatura, el único —hasta ahora— para Colombia.

Para recordar y homenajear a Gabriel García MárquezJorge Iván Salazar Palacio le abrió las puertas a LA CRÓNICA de su más preciada colección, ya que posee una biblioteca en la que reposan 379 ejemplares de Cien Años de Soledad, ediciones que están en 48 idiomas distintos

Salazar Palacio es ingeniero civil con amplia experiencia en el sector de la construcción, política, periodismo, academia y el sector público. Nació en 1962 en Armenia y aquí ha transcurrido buena parte de su vida. Proviene de una familia de 4 hermanos

Yo tuve una infancia muy alegre en el barrio Alcázar. Estudié en el colegio San Solano, del que me gradué. A lo largo de los años, tuve la oportunidad de fundar el colegio Bilingüe Internacional del Quindío y traer para esta región la Universidad Antonio Nariño”, contó el ingeniero.


Es padre de 2 hijos: Luis Miguel y Juan David. Cursó Ingeniería Civil en la universidad del Quindío y realizó posgrado en Administración de Empresas y Derecho Urbano

A lo largo de su trayectoria, se ha desempeñado como concejal, director de LA CRÓNICA —de cuyo periodo guarda empastadas, las ediciones en las que publicó a diario su editorial—, curador urbano, empresario y constructor. 

La carrera de ingeniería es polifacética, aseguró Salazar Palacio, eso le permitió explorar escenarios y áreas que no están estrictamente relacionadas con su profesión.

Es autor del libro: La Administración de una tragedia, una obra que relata y analiza la coordinación y el uso de los recursos asignados en Armenia después del terremoto. “Tengo otros 2 libros en producción, pero se me han quedado en el tintero. No los he publicado”. 

Su estudio es una muestra de su admiración por el nobel colombiano. De las paredes cuelgan: enmarcada la primera edición de la Editorial Suramericana de la obra que hizo merecedor del mayor galardón en literatura a García Márquez, y 2 cuadros grandes. En el primero hay un listado de los libros que posee junto con el idioma, países en los que se habla tal lengua y el nombre traducido de Cien Años de Soledad. En el segundo, hay frases que Salazar Palacio resalta de la novela: “El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo” o “El amor es eterno mientras dura”.
 https://www.youtube.com/embed/G6LcRNMCuyM


La habitación también es ocupada por un sofá negro, un escritorio amplio de madera, una estantería con libros, revistas y acetatos con entrevistas a García Márquez o textos sobre él y una amplia biblioteca —construida con material especial para proteger los libros— en la que habitan los ejemplares en griego, italiano, francés, chino, alemán, italiano, inglés, japonés, armenio, entre otros idiomas.

Salazar Palacios narra con pasión el momento en el que inició esta empresa. “A todos nos tocó leer Cien Años de Soledad en el colegio, pero como fue algo obligado, un deber, no lo disfruté porque además el libro es complicado. Uno debería leerlo con instrucciones y el árbol genealógico porque son 7 generaciones de los Buendía y los nombres de los personajes se repiten. Gabo es realmente majestuoso. Luego volví a leer el libro y no me soltó, no quería parar de leerlo. Ahí pensé en hacer la colección, que deseo que sea la mejor colección del mundo”. 

Su propósito fue rendirle un homenaje a García Márquez. “Como a mí me encanta viajar, me propuse que, en cada país visitado en América o Europa, tan pronto como llegaba, corría hacia los sitios en los que estaban los libreros”, contó.

No obstante, no solo en sus viajes por más de 30 países ha encontrado las obras, algunos de los primeros 70 ejemplares los halló mediante plataformas digitales

De tales búsquedas y transacciones afirma con certeza y alegría que le apasiona negociar con libros y es absolutamente maravilloso contar con las ediciones más grandiosas en su biblioteca.

Al indagar sobre la edición que más le costó encontrar narró la siguiente anécdota: “La más difícil de conseguir fue la primera edición de Cien Años de Soledad en chino porque fue una edición pirata. Años después de publicar el libro, García Márquez viajó a China con su esposa. Tras firmar el contrato con la editorial, dio una conferencia en una universidad y después se fue con el editor a almorzar. Allá llegó un chino con una copia pirata del libro, que le pidió a Gabo firmar. Él se negó y le pidió que lo respetara, pero el chino respondió: ‘Maestro, yo fui quien traduje y edité este libro pirata. Si yo no hubiera hecho eso, ¿cuántos millones de chinos se hubieran quedado sin el placer de leer su obra? Yo les di esa oportunidad. La literatura debe traspasar las barreras del dinero’. Así lo convenció y finalmente Gabo le dedicó la copia con una dedicatoria que decía: ‘Para el mayor pirata del mundo’. Eso es muy interesante, yo tengo una copia de ese libro”.

Con 379 ejemplares en su biblioteca, dice Salazar Palacio que su tarea no culmina aún. Por estos días persigue 2 copias rusas y afirma que mientras viva, continuará con la quijotesca empresa y en cada viaje, será el hallazgo de un ejemplar distinto de Cien Años de Soledad, su faro.

FUENTE LACRONICADELQUINDIO.COM