Última hora | Autoridades de Haití recuperan las grabaciones de seguridad de la casa presidencial en allanamiento a colombianos

Las cintas podrían dilucidar la supuesta participación de los exmilitares retirados en la operación para asesinar al presidente Jovenel Moïse.Las fuerzas de seguridad investigan los perímetros de la residencia del presidente haitiano Jovenel Moise, en Puerto Príncipe, Haití, el miércoles 7 de julio de 2021. Hombres armados asesinaron a Moise e hirieron a su esposa en su casa el miércoles temprano. (Foto AP / Joseph Odelyn)© Joseph Odelyn Las fuerzas de seguridad investigan los perímetros de la residencia del presidente haitiano Jovenel Moise, en Puerto Príncipe, Haití, el miércoles 7 de julio de 2021. Hombres armados asesinaron a Moise e hirieron a su esposa en su casa el miércoles temprano. (Foto AP / Joseph Odelyn)

En la compleja trama del asesinato del presidente de Haití hay muchas piezas que no encajan. Pero quizás uno de los mayores misterios tiene que ver con lo que sucedió exactamente en las horas en que un grupo de supuestos mercenarios colombianos irrumpieron en la residencial del presidente Jovenel Moïse. La forma tan burda como se dio la operación es la que ha generado tantas dudas sobre si los exmilitares colombianos realmente sabían o no de la existencia de ese plan. Un elemento clave en poder de las autoridades promete ayudar a desenredar esa madeja.

Se trata de las cintas que grabaron esa noche desde las cámaras de seguridad lo que sucedió en la casa. Cuando las autoridades de Haití llegaron esa noche no encontraron nada del circuito de cámaras. Pero la periodista Salud Hernández-Mora, quien se encuentra en Puerto Príncipe, confirmó con las autoridades de ese país que ese material ya se encuentra en la investigación.

Lo primero que seguramente analizará la Policía haitiana es el papel que tuvo la guardia de seguridad presidencial esa noche. Nadie se explica cómo un grupo de mercenarios pudo entrar a la residencia presidencial, asesinar al primer mandatario con 12 tiros, saquear el lugar y dejar herida a su esposa, sin que nadie se haya dado cuenta ni haya sufrido un rasguño. El primer mandatario fue atacado a tiros en su cama cuando descansaba con su esposa Martine. Sus dos hijos alcanzaron a esconderse en un baño. Ella se recupera de heridas de gravedad en un hospital de Fort Lauderdale, mientras ellos están refugiados en un lugar seguro y desconocido para la opinión pública.

Hasta ahora, solo había registros de lo que encontraron los investigadores una vez entraron en la residencia. “Lo encontramos acostado boca arriba, pantalón azul, camisa blanca manchada de sangre, boca abierta, ojo izquierdo perforado. Vimos un agujero de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera, uno en el abdomen”, relató el juez Carl Henry Destin.

En ese asunto el principal sospechoso es el jefe del esquema de seguridad, Dimitri Hérard, quien será interrogado el 13 y el 14 de julio por la Policía de Haití. En la maraña de hechos que lo implican en la muerte de Moïse hay un elemento clave: su conexión con Colombia y Ecuador. Entre los datos que tendrá que explicar el hasta hace poco jefe de seguridad del Palacio Nacional están sus constantes viajes a Ecuador, siempre con escala en Bogotá. El último se realizó en una fecha muy coincidente, el pasado 22 de mayo, cuando muchos colombianos estaban apenas alistándose para viajar y ultimando detalles.