Reductores de velocidad: el urgente pedido de la comunidad para evitar una tragedia

Reductores de velocidad: el urgente pedido de la comunidad para evitar una tragedia

El martes pasado un vehículo colisionó contra un poste por la carrera 14 número 36 norte, por fortuna sin lesionados.

El pasado martes, un vehículo chocó contra un poste, cerca de un preescolar.

Residentes y vecinos de la carrera 14 en inmediaciones de la calle 36 norte expresaron su preocupación por las altas velocidades con las que se suele conducir en la zona, teniendo en cuenta, además, que muy cerca del lugar hay un jardín infantil.

El pasado martes 20 de septiembre, en horas de la mañana, se presentó un siniestro vial en el que el conductor de uun vehículo particular perdió el control del automotor, al parecer, por exceso de velocidad y por el piso resbaloso debido a la lluvia, colisionó contra un poste.

Según la comunidad, en ese punto se requiere la instalación de reductores de velocidad, porque por allí cruza una gran cantidad de peatones, además hay una zona escolar y residencial, es decir, cumple con las condiciones que establece el Código Nacional de Tránsito

La directora del Preescolar Emprenderitos, Beatriz Lorena Londoño Bedoya, sostuvo que el accidente del martes no es el primero que se presenta este semestre en el sector, pues hace pocos días se presentó otro choque en las afueras de la institución.

“Nos inquieta por la integridad de los niños, es más, llegamos al punto de prohibirle a los profesores que se reúnan o dialoguen en  las afueras del plantel por miedo a que, de pronto, un vehículo de estos pueda chocar y poner en riesgo su vida”, explicó la directora.

Por ello insiste en que es urgente la instalación de los reductores de velocidad: “En la mañana, en la tarde, y en la noche, tanto motociclistas, conductores de buses, y de otros carros no respetan. Siempre van a toda prisa, sabiendo que aquí hay niños, hay que tener cuidado con ello”.

Agregó: “Lo de los reductores no es un capricho, hemos enviado solicitudes, pero la verdad es que no prestan atención, siempre aseguran que no hay recursos para instalar nuevos reductores”.

Londoño Bedoya manifestó que para tratar de ser más escuchados, se creó un grupo Whatsapp con el resto de vecinos para hacer el respectivo llamado: “Surgió la idea precisamente porque casi se presenta un grave incidente cuando unos padres de familia recogieron a su hija, por poco un vehículo que venía del norte los choca”. 

FUENTE LACRONICADELQUINDIO.COM