¿Qué hacer antes, durante y después de una erupción volcánica?

Una emergencia por erupción volcánica puede ser un evento de gran magnitud, no obstante, esta puede ser prevista y minimizar los impactos si se hace un monitoreo constante y se atienden las recomendaciones.

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades, CDC, y la Cruz Roja, las reacciones frente a una erupción volcánica se dividen en tres etapas: antes, durante y después.

Antes de la erupción volcánica

Las autoridades recomienda equiparse con un kit de emergencia: documentos de identidad, silbato, linterna, fósforos (encendedores), pilas o baterías, botiquín de primeros auxilios: medicamentos, alcohol, algodón, tapabocas, guantes, protección para los ojos, entre otros; comida y agua potable, ropa y calzado y radio.

Asimismo, es importante proteger a los animales en refugios, cubrir los depósitos de agua y colocar cinta adhesiva en las ventanas.

Durante la erupción volcánica

Atender a las órdenes de evacuación; cerrar puertas y ventanas para evitar el ingreso de ceniza; apagar estufas, equipos de calefacción y aire acondicionado; desconectar las llaves de agua; cubrir boca, nariz y ojos; (procure respirar a través de una tela humedecida de agua o vinagre), en caso de no encontrarse en casa, buscar refugio y alejarse de las zonas restringidas (áreas bajas, sotavento del volcán y valle de los ríos).

Después de la erupción volcánica

Es recomendable permanecer en sitio seguro hasta que las autoridades informen las medidas a seguir; evitar conducir en espacios cubiertos por ceniza; si presenta problemas respiratorios, evite el contacto con las cenizas; acudir al personal capacitado para hacer la remoción de ceniza en los hogares.

FUENTE QUINDIONOTICIAS.COM