Pulmones: ¿Cómo aumentar la capacidad pulmonar? Estas son las recomendaciones que hacen expertos

La infección o la inflamación de los pulmones o las vías respiratorias pueden provocar diferentes condiciones.Pulmones: ¿Cómo aumentar la capacidad pulmonar? Estas son las recomendaciones que hacen expertos

Los pulmones son un par de órganos que aparentan una forma de pirámide y que están alojados al interior del pecho, los cuales permiten que el cuerpo tome oxígeno del aire, siendo vitales para el funcionamiento de los seres vivos.

Cuando las personas inhalan aire, ingresa oxígeno al cuerpo, cuando exhalan, el organismo se encarga de sacar dióxido de carbono, proceso necesario para que haya vida. Mediante este proceso, los pulmones hacen que ingrese el oxígeno a la sangre y, mediante un proceso llamado intercambio de gases, eliminan el dióxido de carbono cuando se exhala.

Es de destacar que además de los pulmones, el sistema respiratorio incluye vías respiratorias, músculos, vasos sanguíneos y tejidos que ayudan a hacer posible la respiración. Este último proceso –respirar– es controlado por el cerebro, en función de la necesidad de oxígeno del cuerpo.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés) el daño, la infección o la inflamación de los pulmones o las vías respiratorias, o ambos, puede provocar las siguientes condiciones: Síndrome de dificultad respiratoria, enfermedades pulmonares relacionadas con el asbesto, asma, atelectasis, bronquitis, EPOC, neumonitis por hipersensibilidad, fibrosis pulmonar idiopática, trastornos pleurales, neumonía, discinesia ciliar primaria, sarcoidosis y apnea del sueño.Vista de ángulo alto de una gran variedad de frutas y verduras orgánicas de color arco iris frescas saludables. La composición incluye repollo, zanahoria, cebolla, tomate, papa cruda, aguacate, espárragos, berenjena, apio, pepino, brócoli, calabaza, lechuga, espinaca, limón, manzanas, pera, fresas, papaya, mango, plátano, uva, naranjas. , kiwi entre otros. La composición está a la izquierda de un marco horizontal que deja un útil espacio de copia para el texto y / o el logotipo a la derecha. Captura digital de estudio de alta resolución de 42Mp tomada con lentes SONY A7rII y Zeiss Batis 40 mm F2.0 CF

 Vista de ángulo alto de una gran variedad de frutas y verduras orgánicas de color arco iris frescas saludables. La composición incluye repollo, zanahoria, cebolla, tomate, papa cruda, aguacate, espárragos, berenjena, apio, pepino, brócoli, calabaza, lechuga, espinaca, limón, manzanas, pera, fresas, papaya, mango, plátano, uva, naranjas. , kiwi entre otros. La composición está a la izquierda de un marco horizontal que deja un útil espacio de copia para el texto y / o el logotipo a la derecha. Captura digital de estudio de alta resolución de 42Mp tomada con lentes SONY A7rII y Zeiss Batis 40 mm F2.0 CF

Pero, ¿cómo aumentar la capacidad pulmonar? El cuidado de estos órganos debe estar entre el listado de prioridades de todo ser humano. Una dieta saludable, ejercicio regular y evitar el consumo de cigarrillo son algunos de los factores que pueden ayudar con este propósito y sumado a los ya mencionados, también hay una serie de ejercicios que recomiendan para aumentar la capacidad de estos órganos.

Respiración abdominal

La respiración abdominal se enfoca en fortalecer el músculo diafragma, ayudando a respirar con mayor profundidad. Este ejercicio es recomendado por la Asociación del Pulmón de Estados Unidos (ALA, por sus siglas en inglés) y ayuda a mejorar la velocidad a la que los pulmones se expanden y contraen.

Para poner en práctica este ejercicio debe colocar una mano o un objeto liviano en el estómago, luego inhale levemente por la nariz y observe, a la vez, cuánto sube el estómago y exhale por la boca. Repita el ejercicio, pero esta vez al inhalar intente que el estómago suba más alto que en la inhalación anterior y al exhalar, intente que la exhalación sea dos o tres veces más prolongada que la inhalación. Realice este ejercicio entre cinco y diez minutos a diario, aumentando la capacidad en la medida que avance.

Sumado a lo anterior, mueva los hombros hacia adelante y hacia atrás y la cabeza de lado a lado con periodicidad para asegurarse de que el ejercicio no esté contribuyendo a la tensión en la parte superior del cuerpo.

Respiración con los labios fruncidos

Este ejercicio de respiración con los labios fruncidos puede ayudar que mantenga las vías respiratorias abiertas por más tiempo, facilitando el flujo de aire cuando entre y salga de los pulmones, reseña el portal Medical News Today.Deporte

Para llevar a cabo este ejercicio, primero debe sentarse en una posición erguida, de este modo ayuda a promover el movimiento pulmonar. Luego, inhale profundamente por la nariz, de manera lenta y controlada. Surtido este proceso, frunza los labios hasta que queden casi en contacto entre sí y exhale con los labios fruncidos, intente que la exhalación sea dos veces más prolongada que la inhalación, o más.

Para lograr este propósito puede hacerlo por tiempos, si inhalar le costó cinco segundos, exhale en 10 segundos. Al igual que el ejercicio anterior, se recomienda realizarlo entre cinco y diez minutos cada día, aumentando la capacidad en la medida que sus pulmones se lo permitan.

De acuerdo con los expertos, este ejercicio puede ayudar a controlar la falta de aliento durante una enfermedad respiratoria, como el que provoca la covid-19, así lo afirma el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia en la Atención Médica (NICE, por sus siglas en inglés).

Medical News Today destaca que a la fecha no hay evidencia científica de esta afirmación, no obstante, su puesta en práctica no es perjudicial para la salud.

Entrenamiento por intervalos

Si le falta el aliento o se le dificulta respirar adecuadamente cuando practica ejercicio, este entrenamiento es una buena opción. Consiste en alternar ejercicios extenuantes y menos extenuantes por cortos periodos de tiempo. Por ejemplo, puede caminar a paso rápido durante un minuto y los siguientes dos minutos bajarle al ritmo en un ciclo o entrenar alguna parte del cuerpo que requiera un esfuerzo físico mayor y luego caminar a paso lento entre dos y tres minutos.