Primera Línea anuncia que será un partido político ¿es posible?

En el día en que se conmemora la independencia de Colombia y, luego de 82 días de protestas y enfrentamientos en varias ciudades del país, este martes declararon el nacimiento del partido político de la Primera Línea. Les contamos que necesitan para pasar del dicho al hecho.Para evitar que su lucha y peticiones sean ignoradas, este martes se conforma el partido político de la Primera Línea.© Proporcionado por El Espectador Para evitar que su lucha y peticiones sean ignoradas, este martes se conforma el partido político de la Primera Línea.

Desde el 28 de abril, fecha que dio inicio al paro nacional, jóvenes, mujeres, estudiantes y ciudadanía en general se han agrupado bajo la figura de la Primera Línea. Es común escuchar a los miembros de este grupo afirmar que sus acciones se centran en la defensa de los manifestantes y del derecho constitucional a agruparse y protestar. Otro de sus objetivos ha sido constituir y mejorar las asambleas comunitarias y los procesos sociales. Para fortalecer este punto, anunciaron la creación de un partido político.

Durante las jornadas de protesta, que se han extendido por más de dos meses, han sido habituales los enfrentamientos entre miembros de las llamadas primeras líneas y uniformados de la Policía Nacional. Es por esto que el partido político de la Primera Línea, dicen, “surge como un grupo de resistencia y contención ante la agresión y represión violenta de la protesta, por parte del Gobierno Nacional”, dijeron a través de un comunicado.

Según el boletín, la intención de pasar de las calles al Congreso de la República se centra en el propósito de defender a los jóvenes y otros sectores de la sociedad, de los múltiples problemas que se han evidenciado y denunciado en las jornadas de protesta que se han prolongado por 82 días. “Nuestros principios se inscriben dentro del pluralismo y la tolerancia, así como la inclusión, y nuestro objetivo es ser eco de los que hoy no tienen voz”, se lee en el comunicado.

Es de recordar que, en días pasados varios miembros de primeras líneas de Bogotá se reunieron con representantes del Distrito para poder concertar una mesa de diálogo. Sin embargo, por condiciones de seguridad y, la falta de garantías que denunciaron los jóvenes, estas reuniones no terminaron con acuerdos.

No obstante, para conformar un grupo político se requiere más que el simple anunció. Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), cualquier ciudadano o agrupación puede constituir partidos o movimientos políticos siempre y cuando cumpla con cuatro requisitos. En primer lugar, las directivas deben presenta al CNE una solicitud para la creación del partido y adjuntar la copia de los estatutos.

También se debe presentar un documento que contenga la plataforma política del movimiento, explicando su filosofía y principios, así como los programas y aspiraciones que lo identifican. Después de esto, se debe probar su existencia con al menos 50.000 firmas o, con la obtención de la representación en el Congreso de la República que, igualmente requiere el aval de al menos 50.000 ciudadanos. Al presentar esto, el CNE tiene un plazo máximo de 30 días hábiles para estudiar la solicitud de obtención de personería jurídica.

Así las cosas, para lograr este objetivo y sumarse a los 16 partidos ya reconocidos, los integrantes de la Primera Línea deben dejar el anonimato a un lado, pues para radicar los requisitos es necesario tener lideres visibles, algo que no han tenido hasta el momento. De igual forma, se deben generar las estrategias necesarias para lograr obtener el reconocimiento en la sociedad y comenzar a estructurar los mecanismos para entrar en la política de manera formal.

A pesar de que aún tienen un largo camino, antes de formalizar su intención, la idea fue celebrada por el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, quien ha liderado los principales intentos de diálogo con esta agrupación y asegura que la libertad e independencia que se conmemora este 20 de julio se representa muy bien con la decisión de constituir el partido político.