Plagio de cuentas, el delito informático más común en el Quindío

Plagio de cuentas, el delito informático más común en el Quindío

Las autoridades solicitan tener precaución con las aplicaciones que descargan en los celulares.

La Sijín indaga sobre el robo de usuarios de redes sociales. 

La Seccional de Investigación Criminal, Sijín, informó que durante el 2021 recibió 130 denuncias por diferentes conductas relacionadas con delitos informáticos en el Quindío. 

La mayoría de ellas estaban relacionadas con el plagio de cuentas de redes sociales, cuya finalidad era estafar a los contactos de los titulares. 

Según el reporte, los delincuentes robaban los datos, suplantaban a la víctima y solicitaban a los contactos el pago de envíos de mercancías desde otros países; el pago de trasteos de artículos de viviendas entre naciones e, incluso, pedían préstamos de dinero para pagar deudas, o liderar causas sociales que no existían. 

Las autoridades investigan a grupos delincuenciales comunes organizados en las calles del Quindío y del país, pero también analizan la participación de criminales recluidos en las cárceles de Colombia que tienen como objetivo estafar, extorsionar y robar a los ciudadanos. 

Cabe señalar que los delincuentes piden, suplantando identidades, entre $200.000 y $700.000. 

La recomendación por parte de la Dirección Nacional de Investigación Criminal, Dijín-Interpol, es no abrir correos electrónicos extraños que lleguen a las cuentas. 

También se recomienda no aceptar solicitudes de amistad por parte de personas extrañas y denunciar ante la línea 123 de la Policía cuando lleguen mensajes de texto extraños como aquel que da cuenta de un supuesto premio de un sorteo en el que la víctima nunca se inscribió, generalmente este mensaje hace referencia a la entrega de un vehículo nuevo o a dinero en efectivo, por supuestos concursos que, en realidad, usurpan el nombre de empresas reconocidas a nivel nacional o internacional para captar la atención de las posibles víctimas. 

Panorama nacional 

Desde la II Jornada STIC Capítulo Colombia sobre ciberseguridad, realizado en Medellín, el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, aseguró que, durante 2021, se registraron más de 48.000 denuncias por delitos cibernéticos, muchos de ellos en proceso de judicialización en el país. 

“En Colombia, sobre delitos informáticos, la ciudadanía reportó a través del CAI Virtual, durante el año 2021, 48.831 denuncias. En un día, el sector Defensa, procesa 128 millones de registros de interacciones cibernéticas y son bloqueados 150.000 eventos maliciosos”, señaló el ministro. 

Durante su intervención en la jornada, el ministro Molano Aponte destacó cómo Colombia está afrontando las amenazas a la ciberseguridad y se refirió a la protección y la defensa del ciberespacio, a través de un ecosistema cibernético. 

“En el ministerio de Defensa estamos buscando hacer un esfuerzo máximo en fortalecer nuestras capacidades de toda nuestra Fuerza Pública, para proteger la seguridad nacional en todos los dominios de la guerra, incluyendo el dominio del ciberespacio”, dijo el funcionario, señalando también que “la ciberseguridad y el ciberespacio son temas de interés nacional, pero también tienen que ser de interés internacional”. 

Ante esto, Molano Aponte manifestó que desde el sector se está trabajando en un ecosistema ciberbenético, que tiene 3 componentes: Oficina de Respuesta a Incidentes Cibernéticos, Comando Conjunto Cibernético y Centro Cibernético Policial. 

“La Oficina de Respuesta a Incidentes Cibernéticos, CSIRT Defensa, fue creada en diciembre de 2021, en medio del proceso de reestructuración del ministerio, es responsable de la gestión de incidentes y de generar lineamientos para la ciberseguridad ciudadana. Como segundo componente está el Comando Conjunto Cibernético (COGFM, EJC, ARC, FAC), que desarrolla operaciones militares en el ciberespacio para defensa del Estado. Y el tercero es el Centro Cibernético Policial, responsable de las actividades de investigación criminal contra delitos cibernéticos, que afectan la información y los datos”, explicó el jefe de la cartera de defensa nacional. 

El ministro también resaltó que como parte del Plan Democracia, que se está implementado en medio de los procesos electorales en el país, se desarrollan acciones de seguridad, como el Centro Cibernético Policial, que es uno de los componentes del Ecosistema Cibernético. 

En alza las extorsiones por redes sociales

La extorsión está al alza, según las autoridades, especialmente aquella que se comete por medios informáticos. Esto se debe, en gran medida, a que las redes sociales se convirtieron en una base de datos pública de fácil acceso para los delincuentes. 

El subintendente de la Policía Nacional, Hárold Gomajoa, explicó que los usuarios de las plataformas digitales abren la puerta al fraude al no leer las políticas de privacidad de las redes sociales, al aceptar las condiciones y continuar con su navegación. 

Datos como lugar de residencia, número de teléfono celular, estado civil y hasta creencia religiosa no son obligatorios, pero sí permitirían a los delincuentes saber “cómo extorsionar a los ciudadanos”, comentó Gomajoa. 

Según el suboficial, los delincuentes hacen un rastreo de posibles víctimas y de su círculo más cercano por medio de las redes sociales. 

Una de las últimas modalidades es el plagio de las cuentas de Facebook, WhatsApp, Instagram y Messenger. 

Por medio de estas plataformas, los delincuentes se comunican al grupo de contactos más cercanos de cada una de las víctimas para entablar conversaciones con el objetivo de pedirles dinero. 

La falsificación de los perfiles de mensajería instantánea llevaría a que familiares y amigos de la víctima ingresen a enlaces de dudosa procedencia con el objetivo de rastrear cuentas bancarias, contactos y desempeños laborales. 

De esta manera, los grupos delincuenciales se enteran de datos y secretos personales que solo entre estas personas han hablado. 

El fin de esto es generar confianza para que la víctima finalmente termine entregando dinero, como donación, préstamo o compra de supuestas ofertas. 

“En los últimos 6 meses, estos delitos han aumentado y lo último que se ha presentado es el robo de contactos, que es usado por los ciberdelincuentes para estafar a las personas”, informó Gomajoa. 

Esto sucede en varios pasos, primero llega una notificación que, a pesar de traer los mismos hologramas, colores y el ícono de la compañía Microsoft o de Gmail es falsa. 

“Son correos electrónicos que dicen que su cuenta de red social será eliminada en las próximas horas porque ha sido mal utilizada o que ha dejado de usarla y que para evitarlo debe darle clic al enlace”. 

Después de que la víctima abre el enlace, el delincuente se apropia del correo electrónico para robar toda la lista de contactos y así, por medio de un nuevo número de WhatsApp, donde usan la foto de perfil del correo, inician el acercamiento con cada uno de amigos y familiares. 

“Los delincuentes implementan 3 nuevas modalidades de extorsión: primero es pedir dinero a nombre de la persona suplantada, fingiendo que tiene a la familia enferma o está llena de deudas, que tiene el vehículo averiado y necesita $50.000 para suplir esa necesidad. La segunda en el ofrecimiento de unos dólares o que tienen un amigo que los vende muy económicos, planteando un negocio ‘redondo’”, explicó el policía. 

Y añadió: “La tercera modalidad es la falsa encomienda, un encargo que viene del extranjero, pero que está represada en la Dian, que va a nombre del dueño de la cuenta plagiada, pero que necesita que le consigne un monto para que la aduana la deje pasar y dan direcciones de cuentas bancarias para captar el dinero”. 

Estas modalidades de extorsión, la mayoría, se hacen desde las cárceles, y la ciudadanía debe saber que son falsas, que ninguna compañía operadora de estas plataformas virtuales envía ese tipo de notificaciones. “Cuando reciba este tipo de correo, márquelo como uno no deseado y elimínelo de la bandeja de los Spam; en caso tal de haber consignado, se deben acercar a las autoridades para que activen el CAI virtual donde se denuncia esta situación para nosotros hacer todo el procedimiento, recibir la denuncia y tratar de bloquear los recursos”, manifestó Gomajoa. 

Por último, aconsejó a la ciudadanía que, en el caso tal de que le plagien la cuenta, la víctima debe dar a conocer esta situación a sus conocidos por medio de un mensaje de difusión donde indique en ningún momento necesita dinero.

Fuente: La Crónica Del Quindío