Organización Mundial de la Salud para Europa habla de posible fin de la pandemia

Covid: la variante ómicron se está "propagando a la velocidad de un rayo"  en Europa - BBC News Mundo

En medio de las difíciles circunstancias que han acompañado al mundo en materia de COVID-19 desde diciembre cuando apareció la variante ómicron que ha desatado una impresionante oleada de contagios y fallecimientos, también aparecen las voces optimistas que ilusionan a millones de personas.

El director para Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge afirmó que el viejo continente podría llegar a contar con un largo periodo de tranquilidad que puede conducir, incluso, al final de la pandemia.

Las razones que llevaron al alto funcionario sanitario a realizar esta afirmación tienen que ver con el alto volumen de vacunación, la menor virulencia de ómicron frente a variantes iniciales y también con el final del invierno.

Estas afirmaciones llegan en momentos en los que en Europa existe un dilema sobre el levantamiento de algunas restricciones, Dinamarca y Noruega han decidido levantar todas las restricciones, no hay aforo para discotecas, bares y lugares públicos y no se exige el uso de mascarillas en exteriores.

Italia y España han decidido mantener el uso de mascarillas en exteriores mientras se estabiliza la situación, pero es importante que en varios países de Europa como Francia, Alemania y Los Países Bajos existe gran resistencia hacia la vacunación, intención liderada por grupos antivacunas que reúnen gran cantidad de adeptos.

En días pasados el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestó que el mundo podría este año 2022 abandonar esa fase de COVID-19 crítica y pasar a una endémica, con menos cantidad de contagios y muertes.

“Este contexto, que hasta ahora no vivimos en esta pandemia, nos da la posibilidad de una tregua que podría traernos una paz duradera”, manifestó Hans Kluge. El anterior escenario solo podría presentarse si se mantiene el alto nivel de vacunación y se vigila la aparición de nuevas variantes de la COVID-19.
La aparición de la variante ómicron ha puesto de cabeza todos los cálculos de la pandemia y muchos aseguran que el final de la pandemia se encuentra cerca, sin embargo, las autoridades piden cautela, porque, si bien la variante ómicron tiene menor virulencia, es posible que aparezcan nuevas variantes de las que se desconoce su severidad.

La OMS para Europa reconoce 53 estados y en esta región del mundo se han disparado los casos de COVID-19 desde el mes de diciembre, no obstante, los números de mortalidad se han reducido considerablemente, razón que pone optimistas a muchos.

La llegada de la variante ómicron, y en especial, su baja severidad ha hecho que el pánico que cundió en Europa en los primeros meses de la pandemia haya disminuido notablemente.

FUENTE: COLOMBIA.COM