Nadie confía en Putin, pero muchos creen que la tercera guerra mundial no se iniciará con conflicto en Ucrania

Nadie confía en Putin, pero muchos creen que la tercera guerra mundial no se iniciará con el conflicto en Ucrania debido al alto costo económico en épocas de recesión y a la amenaza de ataque nuclear de Rusia.

Estas imágenes del bombardeo a Ucrania han hecho que muchos teman con una tercera guerra mundial. Foto: Twitter @NNoticiasCLEstas imágenes del bombardeo a Ucrania han hecho que muchos teman con una tercera guerra mundial. Foto: Twitter @NNoticiasCL

La declaración de guerra del presidente ruso, Vladimir Putin a Ucrania, mantiene en vilo a la población de este país, pero también al mundo, que, recordando a Nostradamus, teme por un enfrentamiento bélico a gran escala, lo que muchos llaman tercera guerra mundial.

La situación en Ucrania es la más tensa desde el fin de la guerra fría y el poderío militar de Rusia, la sed de poder de Putin y las circunstancias que rodean el panorama mundial, son ingredientes de un plato que nadie desea degustar, en especial el pueblo ucraniano, que puede llegar a convertirse en la principal víctima de un conflicto armado, que, como todos, es demencial.

La pregunta que asalta al mundo es sí una guerra entre Rusia y Ucrania desencadenará una tercera guerra mundial, situación que trae a la memoria el origen de la segunda confrontación bélica global, que inició en 1939 con la invasión alemana a Polonia, una nación que no se encuentra muy lejos del actual escenario bélico.

La respuesta de si una tercera guerra mundial se podría desatar ha sido respondida por varios analistas a lo largo y ancho del orbe, y aunque la mayoría ve pocas posibilidades de que se origine, son conscientes de que con Vladimir Putin ‘nada se sabe’, porque pocos creen en su palabra, especialmente por haber asegurado hace unas semanas que no ordenaría acciones militares sobre Ucrania, pero finalmente lo hizo.

Ruth Ferrero, analista política, dijo a la Televisión Española que lo que busca Rusia es crear un corredor hasta Crimea y destruir la infraestructura militar ucraniana, y añadió que su idea no es la de conquistar totalmente Ucrania.

Joseph Borrell, alto comisionado de la Unión Europea para política exterior afirma que Rusia y China pretenden crear un nuevo orden mundial basado en el siglo XIX con grandes imperios y enorme influencia sobre diferentes naciones.

Ni Europa ni los Estados Unidos han dado muestras de querer involucrarse militarmente en el conflicto, Joe Biden anunció sanciones económicas de todo tipo y también el congelamiento de bancos y activos rusos en suelo norteamericano, lo que indica que no desea participar de una guerra, lo cual le resta fuerza a la posibilidad de una tercera guerra de carácter mundial.

Manfred Grautoff, analista de seguridad nacional, en entrevista con Red + Noticias considera que Rusia atacó Ucrania, pero no a gran escala, y lo hizo para demostrar que puede actuar cuando quieran y para hacer que las líneas ucranianas cedan.

Grautoff cree que este es un plan de tres puntos, el primero fue el de la diplomacia, el segundo el de la fuerza bélica con ataques a Ucrania y el tercero podría componerse de ataques cibernéticos y el desembarco de tropas en el puerto de Odessa.

El posible ingreso de Ucrania a la OTAN es lo que Vladimir Putin quiere evitar, además sus amenazas de usar armas nucleares contra todo aquel que intervenga, ha generado intimidación y posiblemente, ha logrado que muchos desistan de participar.

Ucrania se siente sola y el mundo se pregunta hasta dónde llegará Putin, por ahora el bloqueo estadounidense se verá con el tiempo y minará la capacidad, según Joe Biden, de modernizar su ejército y de mantener su programa espacial, dos de las joyas más preciadas de Vladimir Putin.

La pandemia y la inflación son razones para que las potencias no deseen involucrarse en una confrontación bélica que demandaría enormes cantidades de dinero, algo que nadie puede darse el lujo en estos momentos difíciles, y por eso la diplomacia es la mejor arma, aunque muchos se muestran poco optimistas de su efectividad porque Putin está acostumbrado a irrespetar acuerdos.

FUENTE: COLOMBIA.COM