Mercurio ya no es el cuerpo celeste más cercano al Sol

Científicos encontraron otro cuerpo a una órbita que está a 113 días del Sol.La NASA desmiente que pueda haber un apagón global por tormenta solar en la Tierra  La NASA desmiente que pueda haber un apagón global por tormenta solar en la Tierra

A lo largo de la historia se ha enseñado que Mercurio, el primer planeta del Sistema Solar, es el cuerpo celeste más cercano al Sol y se caracteriza por tener altas temperaturas, razón por la cual es poco probable que albergue vida.

Pero en los últimos días astrónomos que utilizan un telescopio en Chile encontraron un asteroide que está en una órbita más cercana al Sol.

Según los científicos, el asteroide 2021 PH27 tiene una órbita que está a 113 días del sol, más larga que la órbita de Mercurio que está a los 88 días del astro rey. Sin embargo, la órbita del asteroide es elíptica y muy inclinada, tanto así que cruza las órbitas de Venus y Mercurio.

De acuerdo con Forbes2021 PH27 tiene aproximadamente un kilómetro de diámetro y llega a 12 millones de millas (20 millones de kilómetros) del Sol, donde alcanza casi 900 grados Fahrenheit (500 grados centígrados), temperatura lo suficientemente caliente como para derretir el plomo.

Los astrónomos también dijeron que 2021 PH27 en realidad acaba de ir detrás del Sol y no será visible nuevamente hasta principios de 2022. Científicos ya están planeando más observaciones para entonces con el fin de determinar su órbita precisa, lo que permitirá que se le nombre oficialmente.

El descubrimiento de 2021 PH27 es significativo porque ayudará a los astrónomos a descubrir qué asteroides podrían algún día impactar la Tierra.

“Comprender la población de asteroides desde el interior de la órbita de la Tierra es importante para completar el censo de asteroides cerca del planeta, incluidos algunos de los impactadores terrestres más probables que pueden acercarse (a la Tierra) durante el día y que no se pueden descubrir fácilmente en la mayoría de los estudios que se observan de noche, lejos del Sol”, dijo a Forbes Scott S. Sheppard de la Carnegie Institution of Science.

Sheppard encontró 2021 PH27 en imágenes tomadas en el crepúsculo por Ian Dell’Antonio y Shenming Fu de la Universidad de Brown. Utilizaron la Cámara de Energía Oscura (DECam) de 570 megapíxeles en el Telescopio Víctor M. Blanco de 4 metros en el Observatorio Interamericano Cerro Tololo (CTIO) de NOIRLab en Chile.

“Aunque, basado en su gran ángulo de inclinación de 32 grados, es posible que 2021 PH27 sea un cometa extinto del Sistema Solar exterior que se aventuró demasiado cerca de uno de los planetas, ya que la trayectoria de su viaje lo acercó al planeta interior del Sistema Solar“, dijo Sheppard.

El origen de 2021 PH27 es un misterio, pero hay teorías. “Lo más probable es que 2021 PH27 se haya desalojado del Cinturón Principal de Asteroides entre Júpiter y Marte, y la gravedad de los planetas interiores moldeó su órbita en su configuración actual”, dijo Sheppard.

Los astrónomos sospechan que 2021PH27 probablemente será destruido en una colisión con Mercurio, Venus o el Sol, pero posiblemente no durante millones de años.

Imágenes de la Tierra

El pasado 29 de julio el módulo científico ruso Nauka se acopló a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), tras ocho días de viaje. Esto, luego de que se produjera un problema con el motor de los propulsores, que se encendió de manera inesperada, lo que modificó la orientación de la ISS.

Días después de este acople, que terminó siendo liderado manualmente por uno de los tripulantes rusos, se compartieron las primeras imágenes en alta resolución que fueron tomadas desde Nauka.

“Las primeras fotos de nuestro hermoso planeta desde la nueva ventana del moderno módulo ruso. ¡Belleza indescriptible!”, compartió en Twitter el cosmonauta ruso Oleg Novitski.