Medida cautelar por $1.550 millones a la gobernación del Quindío por Ferrocarriles Nacionales

Medida cautelar por $1.550 millones a la gobernación del Quindío por Ferrocarriles Nacionales

La jurisdicción coactiva de Ferrocarriles Nacionales emitió una orden de embargo por la suma de $1.550 millones.

La Oficina de Cobros Coactivos de Ferrocarriles Nacionales dictó medida cautelar a una de las cuentas de la gobernación del Quindío por $1.550 millones ante la presunta falta de pagos pensionales del gobierno seccional a esta entidad. 
El embargo se dio a conocer el pasado 22 de abril de este año y, tras esto, el ente territorial envió a esta entidad varios oficios con el fin de que revocara la medida con base, según la gobernación del Quindío, en que no hay ningún saldo pendiente de pago. 

A pesar de que fue decretada la medida cautelar, esta no entra en ejecución porque las cuentas del departamento tienen dineros de recursos propios -si tienen destinación de pagos de pensiones- serían inembargables, manifestaron desde el gobierno de Roberto Jaramillo Cárdenas. 

La respuesta gubernamental  

El Fondo Territorial de Pensiones del departamento del Quindío desde el año 2020, según manifestaron fuentes del gobierno seccional, empezó a desarrollar mesas de trabajo con Ferrocarriles Nacionales, ya que encontró, al parecer, un pasivo con tal entidad, que ascendía la suma $26.000 millones; luego de cada una de las mesas de trabajo se logró decantar qué el pasivo correspondía a $6.000 millones, $2.000 millones de los cuales tenían compartibilidad, es decir, es posible que sean otras entidades las que estén obligadas a realizar el pago de las pensiones según el caso.  

En ese orden de ideas, de los $4.000 millones se habría hecho una decantación que fue enviada a título de objeciones a Ferrocarriles Nacionales, por valor que supera la suma de los $1.000 millones y en este momento “se está a la espera qué los bonos pensionales, que están por valor que asciende a la suma $1.250 millones sean cargados a la plataforma correspondiente y sean marcados para realizar el correspondiente pago, situación que está en proceso”. 

De las objeciones, dieron a conocer, se hizo reiteración en el 2021 y durante este año, no obstante, a través de la jurisdicción coactiva de la entidad señalada, emitió una orden de embargo por la suma de $1.550 millones. 

“De este monto, el departamento no debe ninguna suma de dinero, en virtud a que desde hace 2 años se había manifestado, a través de objeciones, que no hay pasivo por tales conceptos. Adicionalmente se han hecho todos los trámites pertinentes para realizar los pagos o por qué las personas ya habían salido de la competencia que tiene el fondo territorial de pensiones para pago pensional”, manifestaron desde la oficina de defensa territorial.  

En este momento se está a la espera de la respuesta con relación a las objeciones y que se haga la debida carga y marcación de los bonos para seguir con el proceso del pago de los mismos, situación que acontecerá en el transcurso de esta semana”, agregaron.  

Cabe señalar que, a la fecha, no obstante existir una medida cautelar por el valor inicialmente mencionado, no existe la materialización del mismo en ninguna cuenta del departamento.

LA CRONICA DEL QUINDIO