Las nuevas predicciones de Bill Gates sobre el coronavirus

Bill Gates, el fundador de Microsoft, volvió a sorprender con sus predicciones sobre el futuro de la pandemia por coronavirus. El billonario, que en el año 2015 advirtió que el planeta enfrentaría una crisis sanitaria para la que no estaba listo, dijo que los próximos cuatro o seis meses podrían ser los peores que ha vivido el mundo cuando se cumple casi un año desde que conoció del primer caso de covid-19 en Wuhan, China.

En entrevista con CNN, Gates anticipó que podrían morir otros 200 mil estadounidenses por covid 19, para una cifra total de muertes de más de medio millón de personas en su país. También dijo que él apoya el que restaurantes y bares cierren sus puertas por seis meses más. Sin embargo, no se mostró a favor de cerrar los colegios, pues asegura que el contagio es menor entre niños y que los beneficios de estudiar de manera presencial justifican asumir el riesgo.

En cuanto a un regreso total a la normalidad en Estados Unidos, el magnate cree que será en los próximos 12 o 18 meses y que para eso deben de ocuparse no solo de vacunar en su país, sino en el mundo entero, ya que el virus podría regresar a través de sus fronteras. Para combatir esa posibilidad, el presidente de la fundación Bill and Melinda Gates se comprometió a donar otros 250 millones de dólares a los mil millones que ya donaron, para investigar, producir y distribuir la vacuna en el mundo.

Gates aprovechó para dejar dos puntos claros. Primero, que no es cierto el rumor de que pretende inyectar junto con la vacuna un microchip en los cuerpos de los inoculados. Y dijo que ante el resultado de una encuesta que dice que por temor a efectos secundarios un 70 % de los estadounidenses no se vacunarían, él estaría dispuesto a ser inyectado en vivo por televisión para respaldar el uso de la medida de inmunización.

En cuanto a la reacción de la administración Donald Trump a la crisis sanitaria por covid 19 que afectó a su país más que a ningún otro, dejando hasta la fecha casi 17 millones de infectados y más de 300 mil muertos, Gates lamentó que la reacción los primeros meses fue inferior a la de otras naciones, pero guarda la esperanza de que se hayan aprendido importantes lecciones y de paso termina con otra predicción: el mundo volverá a vivir otra pandemia y la próxima vez más le vale estar preparado.

Bill Gates, el segundo hombre más rico del mundo, después de Jeff Bezos, fundador de Amazon, también predijo que la recuperación económica tras el virus dependerá de cooperación internacional. De la misma manera como Estados Unidos debe de cuidar sus fronteras, así mismo la salud de su economía dependerá de la ayuda que ofrezca a las naciones afectadas. Adelantó que su fundación estará trabajando de la mano con la nueva administración en la Casa Blanca para distribuir la vacuna y reveló que ya habló con el presidente electo Joe Biden, a quien felicitó por mantener en su equipo al grupo de científicos, liderado por el doctor Anthony Fauci, que ha estado frente a la emergencia en Washington y dijo sentirse esperanzado de que con su llegada Biden cambie el curso de la historia y le permita a Estados Unidos actuar con liderazgo y sensatez.

La pandemia del nuevo coronavirus ha provocado al menos 1.612.297 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019. Desde el comienzo de la epidemia, más de 72.166.120 personas contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 46.576.400 se recuperaron, según las autoridades.

El domingo se registraron en el mundo 7.316 nuevas muertes y 528.960 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Estados Unidos con 1.396, Italia (484) y Rusia (450).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 299.191 con 16.257.366 contagios. Las autoridades consideran que 6.298.082 personas sanaron. Este lunes, una trabajadora de la salud de Nueva York se convirtió en la primera persona en ser vacunada contra el covid-19 en una ceremonia pública en Estados Unidos, el país del mundo que ha sufrido más muertes por la pandemia. La vacuna se va a administrar primero en el país a un grupo de población prioritaria: los trabajadores de la salud y los residentes de asilos de ancianos.