Las graves secuelas de la reciente granizada en los cultivos de Filandia y Quimbaya

Las graves secuelas de la reciente granizada en los cultivos de Filandia y Quimbaya

En las veredas Mesa Baja y Mesa Alta, el rastro de la granizada se evidencia fácilmente en el estado de las hojas de las matas de plátano.Foto : Jhon Jolmes Cardona Núñez / LA CRÓNICA

Los afectados reportaron daños principalmente en cultivos de plátano, café y aguacate, los cuales generan importantes pérdidas económicas.

El domingo pasado una fuerte granizada azotó la zona rural entre los municipios de Filandia y Quimbaya, especialmente las veredas Mesa Alta y Mesa Baja, en donde los cultivos más afectados fueron los de plátano, banano, café y, en menor proporción, algunos de aguacate.

Los productores de estos sectores señalaron que fueron muchos los predios que se vieron perjudicados por las “bolotas de hielo” que cayeron del cielo y en un recorrido realizado por el equipo de LA CRÓNICA, una de las fincas visitadas fue Guayaquil, en donde Gilberto Sánchez, su administrador, manifestó que toda la platanera sufrió daños.

Relató que, aunque no hubo plantas caídas, la afectación se evidencia especialmente en las hojas y en los racimos de la fruta, pero también en los tallos de las matas, que quedaron muy quemados.

“La granizada fue bastante fuerte. La finca tiene aproximadamente 20 cuadras y solo hay cultivo de plátano, el cual quedó en unas condiciones muy lamentables, principalmente la aguja, que nosotros llamamos el retorno —brotes nuevos—”.

En cuanto al daño que sufren las hojas de las matas, dijo que lo que deben hacer es reforzar con abono, para que la planta se recupere, pero el problema es que la platanera se retrasa bastante en el ciclo productivo, lo que genera pérdidas importantes.

Además, aseguró que los racimos de plátano que estaban sin embolsar quedaron muy quemados por el granizo e incluso el que estaba embolsado también tiene afectaciones en ese aspecto, lo que le baja calidad, por lo que esta producción no la podrán vender al mismo precio que venían haciéndolo, porque el mercado es muy exigente.

“Estábamos vendiendo en $1.400 el kilo y ahora máximo nos lo van a pagar a $900 o a $1.000. En esta finca cada corte son 3.5 hasta 4.5 toneladas y el próximo estaba programado para hacerlo esta semana entre miércoles y jueves”, subrayó el administrador.


De esta manera, las pérdidas económicas en solo este corte serían de $6.300.000, sin contar las que se vienen a largo plazo por el retraso en los ciclos que tendrán las plataneras, lo que disminuirá su producción. 

Sánchez dijo que las mismas afectaciones las tienen los árboles de aguacate, desde frutos quemados, hasta follaje dañado.

De otra parte, Libardo Marulanda, administrador de la finca La Arboleda, de la vereda Mesa Alta de Filandia, predio de 55 cuadras en las que hay cultivos de café alternados con el de plátano, afirmó que en cuanto al grano se vieron muy afectados, pues el granizo tumbó muchos frutos verdes.

“Haciendo un cálculo rápido, el café verde representaría el 10% de la cosecha que se esperaba recolectar a fin de año, lo que en esta finca serían cerca de 200 arrobas”.


Pero a esto se le debe sumar que, además de hojas dañadas, muchos frutos resultaron quemados y eso afectaría la calidad del café o incluso podría generar que algunos caigan en los próximos días.

En relación con las matas de plátano, manifestó que como las hojas quedaron muy desflecadas, se reduce su duración. “Si una hoja iba a durar 40 o 50 días, ahora va a desaparecer en la mitad del ciclo, porque la afectación fue grave. Hay que esperar que la planta comience a recuperarse y hay que decir que para recuperar el follaje se puede estar demorando entre 100 y 110 días. Esto retrasa toda la producción, por lo que las pérdidas serán muy grandes”.

Además de perder la producción que tenían, pues los plátanos quemados por el granizo pierden calidad y, por ende, precio, tendrán que hacer un gasto extra en fertilización de las plantas de café y de plátano, para ayudarlas en la recuperación.

Aseguró que las pérdidas en la finca serán mayores que en otras fincas, pues gracias a los procesos que se llevan a cabo en los cultivos, la calidad del plátano es muy alta y por eso es el producto que mejor se vende en la zona, teniendo un precio actual de $1.600 el kilo.
 

Barrido por las veredas para hacer balance

Joan Manuel Muñoz Beltrán, secretario de Competitividad y Desarrollo Agropecuario de Quimbaya, señaló que desde el municipio se están haciendo recorridos por las diferentes veredas para evaluar la afectación.

“Por ahora hemos recorrido algunas en las que no se han evidenciado daños en cultivos o viviendas, pero vamos a seguir por las que faltan, entre ellas Mesa Baja, para poder establecer cuál fue la afectación real de la granizada”.

Relató que personalmente tuvo afectaciones en una colinera, pues el granizo quemó las hojas de las plantas, por lo que debe comenzar a fertilizar para que empiecen a brotar hojas nuevas.

FUENTE LACRONICADELQUINDIO.COM