La avispa social que habita en el Quindío

La avispa social que habita en el Quindío

Su nombre común de avispa social es porque es una de las especies más tolerante a actividades humanas, así como a amenazas de la naturaleza, solo ataca si se siente altamente amenazada.

Es una de las pocas especies de este insecto que construye sus nidos utilizando barro, lo que le da mayor protección ante sus depredadores.

En el departamento del Quindío habitan distintas especies de avispas, unas más comunes que otras, pero por lo general, todas muy temidas por su dolorosa picadura, aunque hay una que precisamente se caracteriza por ser de las especies menos agresivas, pues es bastante tolerante a la intervención humana, tanto que es conocida como la avispa social.

Su nombre científico es Polybia emaciata, entre otras de las características que la distinguen, es que en el género Polybia es una de las 3 especies que construye su nido con barro, los cuales miden en promedio entre 9 por 8 centímetros y generalmente se encuentran cerca de plantas que producen néctar.

Y es que el néctar y los líquidos constituyen el 53.2 % de sus dietas y esa es una de las razones por las que cumplen un importante papel en los ecosistemas, pues hacen parte del grupo de insectos polinizadores que contribuyen a la formación de los frutos de los árboles y plantas.

Además, es un controlador del número poblacional de otros insectos, pues el porcentaje restante de su dieta lo completan especies de moscas y escarabajos, así como sus larvas, entre las que se encuentran Diptera, Coleoptera, Hemiptera, Lepidoptera, Hymenoptera, Neuroptera, Orthoptera, Araneae e Isopoda.

De esta manera no solo es importante para los ciclos naturales de los ecosistemas, sino que brinda un servicio especial para los agricultores del departamento, pues algunos de estos insectos de los que se alimenta son considerados como plagas en los cultivos y pueden afectar desde las plantas en general o los frutos. Ahí radica la importancia de conservar estos insectos a través de las buenas prácticas agrícolas.

Sus defensas

Aunque no son agresivas, la Polybia emaciata, igual que sus familiares, tiene un aguijón al final de su abdomen, por medio del cual inyecta veneno repetidas veces si se siente bajo una fuerte amenaza.

Otra forma de defensa se deriva de la forma en que construye su nido. Debido a que está hecho de barro, que es mucho más fuerte que los nidos de otras avispas en su especie, es mucho más duradero, tanto que permite que la primera línea de defensa no haga nada ante un riesgo, las avispas solo abandonarán el nido y atacarán a menos que el enjambre sea molestado durante un largo período, mientras que otras avispas de su género atacarán casi tan pronto como sus nidos tengan una amenaza leve.

Así se conforma su enjambre

 El enjambre está conformado por varias avispas reinas, obreras y unos pocos machos. La variación entre el número de reinas, obreras y machos es considerable, pero se ha determinado que el número promedio en una colonia es de 23 reinas, 326 obreras y 24 machos. Por cada periodo las reinas son capaces de poner más o menos unos 20 huevos. Es común ver que las obreras alimenten a las larvas pasando comida de boca a boca.

Una característica única de Polybia emaciata es que no hay diferencias morfológicas entre las obreras y las reinas. Esto causa la totipotencia de la casta, lo que significa que cualquier hembra podría tener el potencial de convertirse en reina. Pequeños factores como el tamaño de la cabeza se han identificado como diferencias menores.

No todas las reinas terminan reproduciéndose y apareándose con los machos. A medida que aumenta el número de machos en una colonia, el número de reinas disminuye. El número de reinas es más alto cuando no es hora de reproducirse, pero a medida que se acerca la reproducción, el número de reinas disminuye.

FUANTE LACRONICADELQUINDIO.COM