Juez legalizó la captura de Alquíbar Trujillo, investigado por el homicidio de Jhónier Cardona

Juez legalizó la captura de Alquíbar Trujillo, investigado por el homicidio de Jhónier Cardona

Alquíbar Trujillo Malagón, investigado. Jhónier Mauricio Cardona Gil, víctima.

La defensa del procesado argumentó que los videos de redes sociales y el informe de arresto no cumplían los requisitos, a lo que la judicatura dijo que sí habían cumplido los derechos y garantías.

La juez tercera municipal, con funciones de control de garantías de Armenia, legalizó la captura de Alquíbar Trujillo Malagón, investigado por el homicidio de Jhónier Mauricio Cardona Gil.

La audiencia empezó a las 2:50 p. m. de ayer y el fiscal noveno, adscrito a la Unidad de Vida, presentó las pruebas para tener éxito en la legalización de la captura e incautación del arma de fuego, una pistola Glock calibre 9 milímetros.

El fiscal expuso los videos de las cámaras de seguridad y vigilancia del supermercado e indicó la ruta del homicidio de Jhónier Mauricio Cardona Gil.

Alquíbar Trujillo Malagón compraba con su compañera sentimental algunos víveres en el establecimiento comercial, al llegar a la sección de frutas, el presunto asesino vio pasar a Jhónier con su novia, quienes también estaban comprando.

Fue ahí, manifestó por medio de las imágenes el fiscal, que Trujillo Malagón le dijo a su esposa que se fuera para el parqueadero y mientras ella hacía esto, de acuerdo con las autoridades, el hoy procesado se acercó hasta donde estaba Cardona Gil y lo abordó, desenfundó un arma de fuego, se acercó lo máximo posible y casi que a quemarropa percutió el arma de fuego en la cabeza del hombre.

El fiscal señaló que desde ese momento empezó la captura, toda vez que la mujer que iba con la víctima mortal, decidió perseguir al supuesto victimario que salía del establecimiento comercial a paso rápido.

Los gritos de la dama generaron la alerta en la ciudadanía que vio cómo, manifestaron las autoridades, Trujillo Malagón salía a pie por la parte del parqueadero del establecimiento hasta llegar al parque del barrio Laureles donde fue detenido y golpeado.

 La Fiscalía dijo que la flagrancia se dio por la continuidad del tiempo y de los hechos conexos, toda vez que las cámaras muestran la supuesta ruta de escape y un factor adicional, los videos de las cámaras de los celulares de los ciudadanos que registraron la captura de Trujillo Malagón.

Este hombre fue entregado después por la ciudadanía a la Policía Nacional que hizo presencia en el lugar de los acontecimientos e incautó el arma de fuego —legal, ya que el investigado tiene permiso para portarla hasta el 2023—.

La defensa del procesado intentó evidenciar supuestas irregularidades en el tiempo y conexión de la flagrancia, pero también en el material usado por la Fiscalía: un video que mostraba la captura del sospechoso y el cual no habría sido ingresado a una cadena de custodia de manera adecuada porque la ciudadanía lo hizo público por redes sociales.

Para el abogado de Trujillo Malagón, la Fiscalía no soportó de manera adecuada quién había hecho la captura y tampoco de quién era el celular con el que fue grabado el procesado en el momento de su captura.

Pero para la juez fue claro que en estas audiencias de primera instancia no se debe debatir la legalidad de las pruebas recolectadas por el ente investigador penal y que, el informe, sí estaba bien diligenciado por la patrulla policial del cuadrante de la zona.   

Ante esta decisión no hubo apelaciones por ninguna de las partes. Por la hora y porque Trujillo Malagón está hospitalizado en un centro clínico de la ciudad, la actuación procesal continuará hoy desde las 11 a. m.

FUENTE: CRONICA DEL QUINDÍO