Jeff Bezos y Ellon Musk dos billonarios obsesionados con la conquista del espacio

La última pasión de Bezos es su programa Blue Origin y volver la luna un destino turístico mientras que Musk con el SpaceX se propone llegar a Marte.

Antes del desastre del Challenger en 1986, donde murieron seis astronautas y una maestra de escuela, la primer civil que cruzaría el umbral de la atmósfera, no había nada que le diera más seguridad, más felicidad y orgullo patrio a los norteamericanos que la NASA. La carrera especial sostenida contra la Unión Soviética aceleró la tecnología y logró cosas que hasta el siglo XIX parecían propias de las novelas de Julio Verne como viajar a la luna o mandar un robot a Marte. Con la desintegración de la Unión Soviética el programa especial se desarmó. Pero los multimillonarios Ellon Musk y Bezos reavivaron la aventura más ambiciosa del hombre, la conquista del espacio.

El dueño de Tesla y el de Amazon tienen diferentes maneras para conquistar el espacio. Bezos tiene el programa Blue Origin y Musk el SpaceX. La ambición del de Amazon con su aparato es convertir la luna en un destino turístico mientras la ambición de Musk es llevar el hombre a Marte.

Antes del desastre del Challenger en 1986, donde murieron seis astronautas y una maestra de escuela, la primer civil que cruzaría el umbral de la atmósfera, no había nada que le diera más seguridad, más felicidad y orgullo patrio a los norteamericanos que la NASA. La carrera especial sostenida contra la Unión Soviética aceleró la tecnología y logró cosas que hasta el siglo XIX parecían propias de las novelas de Julio Verne como viajar a la luna o mandar un robot a Marte. Con la desintegración de la Unión Soviética el programa especial se desarmó. Pero los multimillonarios Ellon Musk y Bezos reavivaron la aventura más ambiciosa del hombre, la conquista del espacio.

El dueño de Tesla y el de Amazon tienen diferentes maneras para conquistar el espacio. Bezos tiene el programa Blue Origin y Musk el SpaceX. La ambición del de Amazon con su aparato es convertir la luna en un destino turístico mientras la ambición de Musk es llevar el hombre a Marte.