Industria del software y TI, el ‘diamante en bruto’ que puede impulsar el desarrollo del Quindío

Industria del software y TI, el 'diamante en bruto' que puede impulsar el desarrollo del Quindío

En el Quindío hay cerca de 300 empresas relacionadas con la industria del software y las TI.Foto : Pixabay

Esta industria ha crecido exponencialmente desde 2012 y espera llegar a representar el 5 % del PIB de Colombia. Quindío tiene potencial humano y empresarial para ser un actor clave a nivel nacional. 

Un ‘diamante en bruto’. Así se puede calificar a la industria del software y las Tecnologías de la Información, TI, un renglón de la economía que sigue creciendo a pasos agigantados y que representa una posibilidad enorme para una región como el Quindío

En 2012, según datos de la Federación Colombiana de la Industria de Software y TI, Fedesoft, esta industria representaba el 0.6 % del Producto Interno Bruto, PIB, de Colombia. Para 2020, la cifra ya era prácticamente 5 veces mayor, alcanzando el 2.95 %. 

“La industria de las TI es una industria creciente que se constituye de por lo menos 11.000 empresas que aportaron para el 2020 $29.402 millones. Así mismo, la industria experimentó un importante crecimiento acumulado, entre el 2016 y el 2020, creciendo a tasas del 16 % ponderado anual en los últimos 5 años. La industria reportó 180.000 empleados”, ahonda Ximena Duque Alzate, presidenta ejecutiva de esa agremiación. 

Duque Alzate añade que el sector de las TI se ha constituido en una industria en constante crecimiento y con muchas posibilidades, con ejes que permiten impulsar el desarrollo tecnológico y la innovación en todo el país. Su gran objetivo: que la industria del software y las TI pueda representar el 5 % del PIB nacional.


Una visión similar la comparte Jorge Humberto Díaz Uribe, quien actualmente impulsa los emprendimientos en TI en el Quindío desde su labor como coordinador en Parquesoft Quindío y director de Transformación Digital de la Cámara de Comercio de Armenia y el Quindío, Ccaq

Según Díaz Uribe, “este es un sector único y significativo para el desarrollo empresarial del departamento. Un sector que tiene miles de oportunidades, pero que lo que más necesita es que las personas deseen enfocarse en él para potencializar sus capacidades”. 

Se calcula que en el departamento existen hoy en día casi 300 empresas relacionadas con el software, las TI y los servicios relacionados con mantenimiento de redes y equipos de cómputo, según los datos de la Ccaq y Fedesoft. 

Además, de acuerdo con la agremiación, el sector ha demostrado un desarrollo constante en el último lustro, alcanzando un crecimiento anual compuesto del 11.6 % y un aumento del 300 % en el número de empresas. En 2020, las industrias de software y TI del Quindío reportaron ingresos por $27.488 millones. 

Esto muestra el potencial que tiene el sector para la región donde estaríamos muy dispuestos de ayudar en este propósito, articulando tanto los actores privados como los públicos. La región ha tenido un gran interés en asociarse para crecer en mercados internacionales y regionales”, destaca la vocera de Fedesoft.
 

Hay empleos, pero falta personal 

Uno de los problemas que más ha aquejado a los quindianos en los últimos años es el desempleo. De acuerdo con el Departamento Nacional de Estadística, Dane, la tasa de desocupación alcanzó el 17.5 % en 2021, ubicando a la región como la tercera con el indicador más alto a nivel nacional, solo por detrás de Norte de Santander y Meta

El Quindío ha estado más de 10 años en el ‘top 3’ del escalafón, el cual llegó a liderar entre 2011 y 2018. Por este motivo, desde el sector productivo y los organismos gubernamentales han tratado de encontrar alternativas al turismo y la agricultura para dinamizar la economía de la región. La industria del software y las TI representan una gran oportunidad para el departamento

Así lo han entendido los sectores productivo y público. El secretario de las TIC del departamento, Jhon Mario Liévano, es categórico: “Yo no diría que puede ser una fuente de empleo, estoy totalmente seguro de que lo es”.“Si nosotros empezamos a formar talentos digitales, el Quindío va a tener un renglón importante para poder fortalecer toda la economía de la región. Desde la Secretaría estamos haciendo un esfuerzo muy importante para que, desde la educación, los niños empiecen a tener esa lógica matemática, esa lógica de programación, a través de las 63 aulas Steam –sigla en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas– que hemos entregado en todo el departamento”, apuntó.

Justamente, una de las preocupaciones actuales es que existe un déficit de profesionales en el sector. Cálculos de diferentes fuentes, como el ministerio de las TIC y Fedesoft, afirman que la escasez de programadores a nivel nacional podría alcanzar entre 112.000 y 200.000 profesionales en 2025

La industria del software puede ayudar a que bajen las tasas de desempleo en el departamento, pero se debe formar a las personas hacia esa línea. Es más, a nivel mundial eso es una tendencia, países que se han enfocado a reformación laboral, o sea, seleccionan personas que no tienen tantas opciones laborales, dependiendo de su profesión, y las vuelcan a la industria del software”, reflexiona al respecto Jorge Humberto Díaz. 


El reto, concuerdan Díaz y Liévano, es que los jóvenes se enamoren de la programación desde el colegio y le pierdan el ‘miedo’ al código. Algo que también es extensivo para aquellos profesionales de otras carreras, quienes pueden encontrar en la programación una forma de ‘reinventarse’. 

Tampoco se puede dejar de lado la importancia de manejar el inglés, al menos en un nivel conversacional, puesto que gran número de las posibilidades para profesionales y emprendedores del sector están en el extranjero. De hecho, como indica el secretario Liévano, “la industria del software hace desarrollo no solo para el departamento, sino para el país y sobre todo para el mercado internacional”. 

En ese sentido, concluye por su parte Díaz Uribe: “casi que el mundo está diciendo: nuestro primer idioma es el español, el segundo es el inglés y el tercero es la programación, creería que esta última se volverá una habilidad transversal para cualquier tipo de profesional”.
 

En el ‘top 3’ de salarios

Armenia es una de las 3 ciudades con los mejores salarios para los profesionales de las TI, según un informe de la plataforma Hireline, publicado en junio pasado.

En promedio, un profesional residente en el Quindío se puede ganar hasta $5,9 millones mensuales.

La ciudad solo es superada por Medellín ($6,9 millones) y Cali (6 millones).
 

Casos de éxito

De las cerca de 300 empresas quindianas dedicadas a la industria del software y las TI, varias tienen ya más de 10 años en el mercado y han trabajado con diferentes compañías de otros sectores, tanto a nivel regional como a escala nacional.
Una de ellas es Rhiss, una empresa nacida en el departamento, dedicada a desarrollar webs y aplicaciones a la medida del cliente, que ha exportado sus servicios también a países como Estados Unidos, República Dominicana, España y Suiza.

“Rhiss es una empresa de más de 15 años en la región. Hemos trabajado con empresas como CAMU, LA CRÓNICA, el Portal del Quindío, Unicentro, Don Pollo, entre otras, haciendo diversos tipos de sitios, como webs corporativas, e-commerce, aplicaciones y demás”, explica Sebastián López, director de Proyectos de Rhiss.

Otro caso de éxito es el de Atlanticsoft, nacida hace más de 13 años. Su gerente, Pablo Velásquez Mejía, regresó al departamento luego de vivir por unos años en EE.UU. y decidió emprender en territorio nacional.

“Atlanticsoft se enfoca en apoyar las empresas que no tienen esa capacidad técnica de desarrollo de software, sobre todo afuera del país en EE.UU., en el cual nosotros tomamos todas las decisiones técnicas: quién contratar, cómo vamos a trabajar, qué tecnologías, y en esa parte nos da capacidad de explorar y contratar localmente”, cuenta Vélasquez Mejía.


Entre las empresas destacadas también se encuentra Wasi, una solución tecnológica que nació en 2012 como una respuesta a la necesidad del sector inmobiliario en la región y que hoy trabaja con clientes de 20 países del continente.

“Wasi nace producto de ver un problema de falta de empoderamiento de tecnología en las empresas del sector de bienes raíces, así como otros problemas relacionados con poder compartir inmuebles entre ellos y crear contactos, falta de acceso a tecnología como tipo CRM, donde pueden hacerle gestión y seguimiento a sus clientes, y poder crear páginas web en segundos para sus negocios y poder integrarse con las plataformas más importantes en Latinoamerica”, relató Fernando Parra, director comercial.
 

Retos

Los tres empresarios coinciden en la necesidad de formar personal capacitado para cubrir la creciente demanda de puestos y disminuir el impacto de la fuga de talentos.

“El reto más grande es apostarle a la formación, porque hay una brecha de talento muy grande en el mundo de la tecnología, y una empresa de acá lo vive y le cuesta mucho poder competir con empresas más grandes. Todas están compitiendo por los mismos ‘seniors’, y no hay ‘seniors’ para tanta gente”, reflexiona Pablo Velásquez.

Parra comparte la apreciación de Velásquez, e indica que en las universidades de la región se están formando muy buenos talentos, pero muchos de ellos son contratados incluso antes de terminar sus estudios.

Añade que también se debe fomentar el emprendimiento en la región. “Hay una gran competencia y son las grandes compañías, que están contratando talento de manera ‘desaforada’, entonces, tal vez eso impida que haya personas que vean como una opción el poder generar compañías de desarrollo”.

López, por su parte, apunta que el déficit también lleva a que los profesionales prefieran migrar a otras ciudades y la rotación en las empresas sea muy alta.

“A veces nos quedamos un poco cortos de personal. Estamos hablando de que un profesional dura, en promedio, un año o año y medio”, agrega. 

Desde la Cámara de Comercio, el director de Transformación Digital indicó que para fortalecer el sector se están realizando conferencias, eventos y trabajando de la mano con las empresas existentes, a través del clúster TIC. “Buscamos que estas puedan llegar a crecer significativamente, trabajando juntas”.

Con Parquesoft, además, se está trabajando en un programa de aceleración de ‘start-ups’, con el que buscan que las empresas de la región “entiendan qué el mercado es global y su dinámica, para lograr llegar a esas grandes oportunidades”.

Algo en lo que todos los entrevistados coinciden es que el departamento tiene un gran potencial. No es descabellado pensar que el software puede llegar a ser tan importante como hoy lo son el turismo y la agricultura. Dependerá del trabajo articulado de todos los actores, y de que todos tengan en mente un mismo propósito, que se puede resumir en una frase que el secretario TIC le dijo a LA CRÓNICA: “¿Por qué no pensar en el departamento del Quindío como el ‘Silicon Valley de Colombia?”.

FUENTE LACRONICADELQUINDIO.COM