Gobierno y oposición radicaron reformas a la Policía

El ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, explicó la búsqueda de una ‘profesionalización de esta fuerza’; mientras que un grupo de congresistas solicita el desmonte del Esmad.

En su visita al departamento, Fernando Carrillo Flórez, exprocurador general de la nación y promotor de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991, celebró la posibilidad de reformar la Policía.

“Lo que hay que hacer es someter la institución de la Policía, que tiene que volver a ser respetada por la ciudadanía, a unos estándares de Derechos Humanos, a la profesionalización, a la civilidad, a una Policía comunitaria que esté cerca de la ciudadanía, es lo que indiscutiblemente quieren los ciudadanos. Hay que recuperar todo ese terreno que ha perdido la Policía en estas últimas semanas porque de alguna manera ha sido también una víctima de lo que viene sucediendo en Colombia por la polarización y el extremismo”, opinó Carrillo Flórez.

Y agregó: “Me parece importante que exista un consenso, hace 30 años que iniciamos la constituyente nadie daba 5 centavos porque Colombia estuviera de acuerdo alrededor de una Constitución y logramos ese ‘milagro’”.

Los proyectos 

En el marco de la instalación de la legislatura, el pasado 20 de julio el gobierno nacional y un grupo de congresistas de la oposición radicaron distintos proyectos de ley encaminados a reformar a la Policía Nacional.

En ambas iniciativas, el Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, es uno de los puntos centrales,  ya que el ministerio de Defensa busca que esta fuerza sea más social y esté más encaminada al respeto por los Derechos Humanos, mientras que los 29 congresistas insisten en desmontar esta seccional de la fuerza pública y crear otro grupo que, ante las protestas sociales tenga como función dialogar y ofrecer soluciones pacíficas sin recurrir a las armas.

Radicado del gobierno nacional

El ministro de Defensa Nacional, Diego Molano Aponte, acompañado de los congresistas coautores del proyecto y el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía Nacional, radicó ante el Congreso de la República, 2 proyectos de ley que, según las autoridades, serán la columna vertebral de la transformación en la Policía Nacional, con los cambios en materia de carrera y disciplina.

Se trata del “Estatuto de carrera y profesionalización y el proyecto de ley estatuto disciplinario policial”, radicados con el propósito de mejorar la calidad del servicio que presta esta fuerza pública de cara a las demandas ciudadanas, al contexto actual y futuro del país, y al fortalecimiento necesario para responder a las nuevas dinámicas criminales que afectan el territorio.

 “Con estos 2 proyectos le cumplimos a Colombia, gracias al liderazgo del general Vargas, seguimos dando pasos firmes para tener policías, hombres y mujeres, con mayor capacitación y apegados al estricto uso de la fuerza. Con estos dos proyectos buscamos garantizar el orden y la convivencia en Colombia”, aseveró Molano.

Radicado de la oposición

Por su parte, el senador Iván Cepeda dio a conocer el otro lado de la balanza, la iniciativa que busca desmontar al Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, para reemplazarlo por una unidad especial para el diálogo y la mediación en medio de la movilización social. “Como se sabe el Esmad tiene un pésimo récord en materia de violaciones de Derechos Humanos y se ha convertido en un tenebroso aparato de represión contra la movilización pacífica de la ciudadanía”.  

Y es que el congresista afirmó que esta seccional de la fuerza pública se ha “convertido en una amenaza para la protesta pública y social del país”.

Se busca también que la Justicia Penal Militar deje de ser competente para realizar las investigaciones y juzgamientos a miembros de la Policía Nacional  y que tal y  como lo recomendó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, pase a  ser competencia del ministerio del Interior. 

Proyectos del gobierno nacional

Proyecto de ley “Estatuto de Carrera y Profesionalización”

El proyecto empezaría a regir con una nueva categoría que se constituye en el soporte organizacional del servicio de Policía, la cual se denominará ‘Patrulleros de Policía’, que además, incluye mayores y mejores condiciones de carrera para los actuales patrulleros y próximos uniformados de policía. 

Proyecto ley Estatuto Disciplinario Policial

Con este proyecto de ley se busca aplicar mayor celeridad a las investigaciones disciplinarias, actualizando las conductas que regulen disciplinariamente el uso de la fuerza, fijando la obligación institucional de regular las tácticas y los procedimientos policiales. 

Los 2 proyectos hacen parte del proceso de  la transformación integral de la Policía con la incorporación de cambios enfocados en el respeto a los Derechos Humanos y la participación ciudadana.

Cabe señalar que en esta iniciativa se busca una “permanente capacitación en uso de la fuerza, servicios a la ciudadanía, Derechos Humanos y procedimientos policiales a los 4.965 miembros del Esmad”, dijo el ministro de Defensa, Diego Molano.

Proyectos de la oposición

La primera iniciativa propone la modificación del artículo 221 de la Constitución Política, el cual quedaría así: “De las conductas punibles, que no impliquen violaciones a los Derechos Humanos o delitos contra personas y bienes protegidos por el derecho internacional humanitario, cometidas por los miembros de las Fuerzas Militares en servicio activo, y en relación con el mismo servicio, conocerán las cortes marciales o tribunales militares, con arreglo a las prescripciones del Código Penal Militar”.

Agrega: “Tales cortes o tribunales estarán integrados por miembros de la Fuerza Pública en servicio activo o en retiro. En la investigación y juzgamiento de las conductas punibles de los miembros de las Fuerzas Militares, en relación con un conflicto armado o un enfrentamiento que reúna las condiciones objetivas del Derecho Internacional Humanitario, se aplicarán las normas y principios de este y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Los jueces y fiscales de la justicia ordinaria y de la Justicia Penal Militar que conozcan de las conductas de los miembros de la fuerza pública deberán tener formación y conocimiento adecuado del Derecho Internacional Humanitario. La Justicia Penal Militar será independiente del mando de las Fuerzas Militares”. 

El segundo es el desmonte del Esmad, argumentado que: “El presente proyecto tiene por objeto reformar la ley 62 de 1993 y la ley 1801 de 2016 para fortalecer el carácter civil de la Policía Nacional, prohibir y regular tácticas y procedimientos policiales agresivos, fortalecer el control externo, dar impulso al Sistema Nacional de Participación Ciudadana, entre otras disposiciones, el cual quedará así: Principios, dignidad, subordinación al poder civil, enfoque diferencial, igualdad, legalidad, necesidad, proporcionalidad, precaución, publicidad, uso de la Fuerza y vida”.