Feministas piden tratar a mamá de Sara Sofía como víctima, mientras su expareja admite que la niña está muerta

Algunos movimientos feministas han salido en defensa de Carolina Galván, mamá de la niña y principal sospechosa de su desaparición y posible muerte.

Los colectivos, que aclararon que no justifican el actuar de la mamá de la niña y rechazaron su desaparición forzada, pidieron también que se protejan los derechos de la mujer capturada.

Los movimientos feministas señalan que Carolina Galván, quien se encuentra recluida en una cárcel de Bogotá y que fue agredida por algunas internas, que le exigieron decir qué pasó con Sara Sofía, elevaron una solicitud a las autoridades para que se trate a la sospechosa como víctima y se investigue un posible caso de trata de personas en el que habría caído la mujer y de pasó su hija de dos años.

“Induciendo que la madre fue inducida y captada por un proxeneta que ha explotado otras mujeres y se ha quedado con sus hijos”, manifestaron las organizaciones.

Piden entonces que se le brinde atención médica y psicológica, en cumplimiento con “los compromisos internacionales de la protección a la niñez, las mujeres y las víctimas de delitos de trata de personas con fines de explotación sexual, la inducción a la prostitución, la demanda de explotación sexual y el proxenetismo con menores de edad”.