Eutanasia en Quindío: ¿cuántas van en 2022 y qué tantas barreras de acceso aún existen?

Eutanasia en Quindío: ¿cuántas van en 2022 y qué tantas barreras de acceso aún existen?

Han llegado 7 solicitudes del Eje Cafetero para el procedimiento.

El caso en el que se hizo pública la decisión del exsargento Gilberto Ávila Llano de recibir el procedimiento de eutanasia a causa de su padecimiento de Párkinson juvenil, despertó inquietudes respecto a cuáles son las rutas, casos y criterios que existen en el Quindío para acceder al derecho a morir dignamente

Para empezar, está el marco legal colombiano, desde 1997 el homicidio por piedad hace parte de la discusión legislativa en Colombia. 

La sentencia C-239/97 declara exequible el artículo 326 del código penal que describe el homicidio por piedad ante determinadas condiciones. 

“Sin embargo, solo hasta el 2014, tras la acción de tutela: T-970 se dice que la ausencia legislativa no es razón para negar la práctica de la eutanasia porque veníamos sin normatividad frente a este tema”, explicó Juan Bernardo Sánchez Ceballos, médico cirujano de la Universidad del Quindío, especialista en bioética y magíster en Tratamiento del Dolor e integrante del comité científico— interdisciplinario para el derecho a morir con dignidad de Oncólogos de Occidente.

Más adelante, con la resolución 1216 del 2015, se dio cumplimiento a la orden de la corte y se expidió la normatividad dando lineamientos para hacer efectivo el derecho a morir con dignidad.

Un año más tarde, con la sentencia C-327 se declaró constitucional el artículo 326 del Código Penal, en el que se considera que el homicidio por piedad no viola el derecho a la vida.

En la resolución 1051 del 2016 del ministerio de Salud, se reglamentó la ley de cuidados paliativos. “Esta reglamenta cómo deben funcionar los servicios y cuidados paliativos en el país. Se supone que los pacientes diagnosticados con enfermedades crónicas, de carácter progresivo, degenerativas, que no tienen cura, pero pueden ser tratadas hasta cierto punto, deberían ingresar a los programas de cuidados paliativos de forma temprana, para que de esa manera se pueda hacer un proceso de seguimiento. Lastimosamente, en la práctica, estos cuidados no llegan a las personas por la falta de capacidad. Dichas condiciones en las que se encuentra el sistema de salud, la eutanasia es la única opción que los pacientes ven viable, porque pasan años y no hay posibilidad de acceso a estos programas”.

En el 2018, la resolución 825 reglamentó cómo se debe aplicar la eutanasia, cuáles son los pasos que se deben seguir, quiénes la deben hacer, dónde y en qué términos de tiempo. 

Los fallos más recientes son la C-233 de 2021, que amplía el derecho a personas que no tienen una enfermedad terminal y la C-164 de 2022 que habla del suicidio asistido.

Asimismo, el profesional de la salud mencionó que casos de pacientes con enfermedades neurológicas, como lo fue el caso del sargento Ávila Llano que tenía Párkinson desde hacía años, o pacientes con enfermedades como cáncer, cardiovasculares o metabólicas son condiciones que llevan al paciente a tomar estas decisiones por los síntomas y dolencias que genera la enfermedad.
 

Ruta de atención

La normatividad actual establece que la ruta es hacer la solicitud ante un médico, quien debe consignar en la historia clínica tal petición. El médico está en la capacidad de hacer una primera evaluación a juicio propio de si el paciente cumple o no con el criterio para acceder al derecho a la eutanasia.

Luego, el profesional de la salud está obligado a activar la ruta de atención establecida en la EPS, IPS, clínica privada u hospital público durante las primeras 24 horas posteriores a la solicitud. Cuando se activa esta ruta, se convoca al comité científico interdisciplinario para el derecho a morir con dignidad de la clínica que evaluará el caso y dará respuesta en 10 días calendario.

En caso de que la clínica o el hospital no cuenten con un comité deben informarlo a la EPS del paciente para que esta busque en su red de prestadores el comité.

El procedimiento, según la normatividad, puede realizarse en cualquier organización que preste servicios de atención de pacientes crónicos

Para apoyar lo anterior, Sánchez Ceballos dijo que las instituciones que pueden prestar este servicio son las IPS que tengan habilitado el servicio de hospitalizaciones de mediana o alta complejidad, hospitalización oncológica o el servicio de atención institucional de paciente crónico o el servicio de atención domiciliaria para paciente crónico que cuenten con los respectivos protocolos de manejo para el cuidado paliativo. Esto último lo deberían tener todas las IPS de mediana y alta complejidad”.
 

Comité

Según la resolución 825 del 2018, el comité científico interdisciplinario para el derecho a morir con dignidad debe estar conformado por un especialista, un médico siquiatra o sicólogo, un abogado y un profesional en cuidados paliativos.

A propósito, el médico Sánchez Ceballos, sostuvo: “En este momento, en el Quindío solo hay un comité técnico—científico, el de Oncólogos de Occidente. El comité evalúa y da una respuesta favorable o no, según la normatividad y la información que le llegue. El comité de Oncólogos recibe solicitudes de pacientes de Quindío, Risaralda y Caldas. En lo corrido del 2022, hemos recibido: 1 en junio, 2 en julio, 2 en agosto y 2 en septiembre. En total van 7 casos los que nos han llegado del Eje Cafetero”.
 

Criterios

La solicitud debe presentarse en forma libre, voluntaria e informada por parte del paciente. Partiendo de esto, el comité evalúa que el paciente esté diagnosticado con una enfermedad crónica, degenerativa, progresiva sin alternativas de tratamiento. Solamente quienes cumplen con tales criterios pueden aspirar al procedimiento.

“Esa enfermedad debe estar diagnosticada por un médico especialista en el área. Por ejemplo, si es un cáncer, pues que haya sido un oncólogo quien determinó la fase y todo lo demás para que no haya duda respecto al diagnóstico. La enfermedad debe generar sufrimiento, dolor y agonía no solo físicamente”, aseguró Sánchez Ceballos.
 

Secretaría de Salud

Desde la secretaría de Salud departamental, Jorge Hernán Zapata Botero, titular encargado explicó que allí no llegó ninguna notificación frente a la eutanasia aplicada el pasado lunes 26 de septiembre, ni sobre otras en los últimos 3 meses.

“Como este es un trámite interno con las EPS, nosotros desde la secretaría instamos a que se haga cumplimiento a los protocolos establecidos por el ministerio de Salud”, aclaró.

FUENTE LACRONICADELQUINDIO.COM