Con inversión de $1.300 millones, este año se definirá ronda hídrica del Río Quindío

Con inversión de $1.300 millones, este año se definirá ronda hídrica del Río Quindío

Este trabajo, que además del Río Quindío involucra otros afluentes, se realiza con el propósito de hacer un manejo sostenible del recurso hídrico.

Los estudios y demás labores se adelantan mediante una alianza entre la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, y la Universidad Nacional, sede Medellín.

A través de un convenio entre la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, y la Universidad Nacional, sede Medellín, este año quedaría definida la ronda hídrica para el Río Quindío y sus afluentes, así lo aseguró José Manuel Cortés Orozco, director general de la autoridad ambiental del departamento, y agregó que para lograr este objetivo se realiza una inversión de aproximadamente $1.300 millones.

“Este trabajo se realiza con el propósito de hacer un manejo sostenible del recurso hídrico y disminuir la vulnerabilidad frente a fenómenos de inundaciones y avenidas torrenciales”, aseveró el funcionario.

Destacó que dentro de este proceso, recientemente desarrollaron talleres con representantes de las comunidades locales y de las administraciones municipales de la zona cordillerana del departamento. 

Para la corporación es importante retroalimentar lo que se está llevando a cabo y generar estos procesos de gobernanza ambiental. Este estudio que vamos a entregarle al departamento va a significar un avance importante para el Quindío, pues vamos poder tener definida la ronda hídrica para el principal afluente del territorio”, ratificó.

Delimitación del Río Quindío

Desde la CRQ indicaron que la delimitación del Río Quindío es parte del convenio que suscribió la autoridad ambiental con la Universidad Nacional en el que además de este afluente, se adelanta el acotamiento de la ronda hídrica de los ríos Navarco, Azul, las quebradas La Florida, El Pescador, Cárdenas, entre otros cuerpos de agua de Salento.

Patricia Rojas Sánchez, profesional especializada de la subdirección de Gestión Ambiental de la CRQ, explicó que el acotamiento de una ronda hídrica es la delimitación física del área que requiere un cuerpo de agua para cumplir con sus funciones ecosistémicas, geomorfológicas e hidrológicas.

“La unión de estos 3 componentes nos permiten delimitar el área que va a requerir el cuerpo de agua para garantizar su funcionamiento, tener un espacio para poder desbordarse en los momentos en que se incrementen los caudales, contar con zonas donde haya cobertura vegetal para el crecimiento de la flora, el hábitat de la fauna y la forma del relieve alrededor de esa ronda hídrica”, señaló la funcionaria.  

Por su parte, Jaime Ignacio Vélez, docente de la Universidad Nacional, sede Medellín, afirmó que una vez culmine el acotamiento de las rondas hídricas será socializado con todos los actores que participaron en el proceso para posteriormente convertirse en una determinante ambiental que deberá ser adoptada por las administraciones municipales en sus planes de ordenamiento territorial.

Manifestó que, aunque el avance es del 40 %, se espera que con los talleres participativos en los que la comunidad —con injerencia en las rondas hídricas de los municipios de Armenia, Calarcá, Salento y Córdoba— interviene, se avance en la ejecución de este convenio que estará listo antes de finalizar la vigencia.  

“Una vez culminemos los talleres participativos con los actores de la sociedad civil, finalizamos la parte técnica y produciremos una cartografía, nuevamente nos reuniremos con la comunidad para discutir estrategias de manejo en los cuerpos de agua y se entregará el instrumento de planificación”, señaló Vélez.

FUENTE LACRONICADELQUINDIO.COM