Compras con tarjetas de crédito 66.5 % más costosas

Las compras con tarjetas de crédito son más costosas dada la tasa de usura que es histórica para el país.

La usura es la tasa de interés máxima que una entidad financiera puede cobrar a sus clientes por un crédito de consumo y tarjetas de crédito.

Si en diciembre la tasa de usura fue del 41.46 % posicionándose como la más alta desde el 2007 cuando llegó al 33 %, la de enero sin duda es la más alta de los últimos años pues de acuerdo con la Superfinanciera esta alcanzó una cifra récord de 43.26 %.

Además, la Superfinanciera señaló que el Interés Bancario Corriente efectivo anual para la modalidad de crédito de consumo y ordinario tendrá una tasa de 28.84 %. Ese incremento de 120 puntos básicos (1,20%) estará vigente entre el 1 y el 31 de enero de 2023.

Las cifras en la tasa de usura, comparada con enero del año anterior, presenta un incremento de 17.28 puntos porcentuales pasando de 25.98 % en enero de 2022 a 43.26 % en este 2023, lo que significa que usar tarjetas de crédito por estos días representa un costo de más 66.5 % que en la anterior vigencia.

Bajo este panorama, la principal recomendación de expertos en finanzas resulta más que obvia: no endeudarse con compras o avances con tarjetas de crédito dado que los costos financieros de esta decisión le pasarán una factura muy alta a sus finanzas.

Según explicó Faber Buitrago Patiño, experto en temas económicos, la decisión de incrementar la tasa de usura fue tomada por el Banco de la República ante las recientes cifras de inflación del 13.12 %, dato alarmante y que ha llevado al gobierno a tomar medidas como el incremento de las tasas de interés para reducir el uso de plásticos y créditos de consumos.   

“Lo más preocupantes es que el Banco de la República se va a ver obligado en la próxima reunión a subir las tasas de interés al menos en un punto más para que esté acorde al tema inflacionario y poder regular porque las tasas de interés se suben para regular la inflación y evitar que se siga disparando”, explicó Buitrago Patiño.

Dijo que al subir las tasas de interés la gente va a pensar en hacer sus compras con dinero en efectivo porque cuando se ven estas tasas de interés y la tasa de usura del 43.26 % quiere decir que un artículo que vale $100 se vuelve $143.26 más caro en la compra final.

“Por eso son esos incrementos en las tasas para que la gente deje de comprar con tarjetas de crédito y no se contribuya con el encarecimiento de los precios. El efecto contrario que eso causa es que cuando no hay demanda de bienes y servicios por los altos costos empiezan las empresas a no tener ventas y verse despidos de personal, porque las unidades de negocio se ajustan más y empieza una desaceleración de la economía”, señaló el experto en temas de economía.

Acceso a ‘gota a gota’

Fáber Buitrago Patiño dijo, además, que otro de los efectos que se podría causar al verse la imposibilidad de usar tarjetas de crédito o nuevos créditos de consumo, por las trabas que pondrían las entidades financieras al acceder a ese mecanismo, es que las personas recurran a préstamos informales bajo la modalidad conocida como ‘gota a gota’.

“Es entonces cuando al tener más limitado el acceso al crédito la opción que ve la gente es acceder a préstamos informales sin tantas trabas, pero con costos financieros mucho más altos porque la posibilidad de pagar es menor y el que hipoteca algún activo lo pierde porque no tiene la capacidad de pago”, dijo Buitrago Patiño.

Señaló que se tiene evidenciado que en el departamento quienes más acuden a este tipo de apalancamientos son los comerciantes informales, por lo que el llamado es a aprender a recoger las ganancias diarias y reinvertirlas, ser muy cuidadosos con el flujo de ingresos para así proyectar los egresos.

En el caso de las tarjetas de crédito la principal recomendación es evitar su uso, y no hacer compras suntuosas y en caso de usar el plástico hacer compras a una sola cuota ya que se evita el cobro de intereses.

Por último, Buitrago Patiño señaló que para que las tasas de usura no afecten a los empresarios, a quienes también se les encarece el costo del dinero por lo que necesariamente tienen que subir los precios y ajustar personal para compensar ese aumento, el gobierno nacional debe crear líneas de crédito especiales a través de fondos mixtos con entidades financieras en el que las tasas de interés sean mucho más bajas que las que ofrece el mercado.


 

Consejos a la hora de usar tarjetas de crédito

1. Organice sus gastos: Realice un presupuesto que contenga un análisis de sus ingresos y de sus gastos. Este debe incluir los costos de su tarjeta de crédito y el uso que se le dará mes a mes, teniendo en cuenta que este dinero plástico debe representar una ayuda y no un gasto innecesario.

2. Revise los costos antes de elegir una tarjeta de crédito: es importante tener en cuenta que algunas tarjetas acarrean cobros adicionales como cuota de manejo, tarifa por cada vez que se use, costo por retiros de efectivo e inactividad, entre otros.

3. Pague a tiempo: para mantener un buen control de las finanzas y en buen estado de vida crediticia, se recomienda pagar a tiempo las cuotas de los plásticos.

4. Use los datos a su disposición para tomar decisiones informadas: Es recomendable usar el historial de transacciones y estados de cuenta pues tienen información valiosa con la cual se pueden tomar decisiones informadas y planificar el uso de la tarjeta de crédito mes a mes.

FUENTE lacronicadelquindio.com