Aynhara Mena, una niña genio de 11 años que fue invitada a la NASA gracias a su talento

Aynhara Mena, es una niña genio chocoana de 11 años que fue invitada a la NASA gracias a sus enormes capacidades y talentos, solo comparables al de los grandes científicos de la historia.

Aynhara Mena apenas tiene 11 años y despunta como toda una niña genio. Foto: YoutubeAynhara Mena apenas tiene 11 años y despunta como toda una niña genio. Foto: Youtube

En Colombia existe miles de niños que no pueden ir a la escuela o que les resulta muy difícil hacerlo por cuestiones de distancia, sin embargo, es tanto el amor que muchos de ellos le tienen al estudio que hacen todos los sacrificios necesarios, y lo mejor, muestran dotes que ni siquiera pequeños con todas las comodidades y garantías tienen.

Aynhara Mena es un ejemplo único de talento, pues esta pequeña de 11 años aprendió a leer sola, y, por si fuera poco, toca las obras de Beethoven en el piano desde los 4 años; esta adelantada niña fue una de las invitadas por la NASA para conocer su centro espacial.

Aynhara nació en Quibdó, en el departamento del Chocó, una tierra tradicionalmente olvidada y llena de pobreza, pero que siempre ha dado gran talento humano en todos los campos. Esta pequeña que cursa noveno grado tiene compañeros 5 o 6 años mayores que ella, gracias a que ha sido promovida varias veces de curso debido a su alto coeficiente intelectual, muy superior al del promedio de una persona de su edad.

A Aynhara le apasiona la ciencia y la investigación, por eso quiere ser médica e ingeniera espacial y además hace parte de la Escuela de Robótica del Chocó, allí creó un regadero artificial que a través de un sensor surte de agua a las plantas o campos cuando estos requieren del preciado líquido.

Esta pequeña de 11 años, pero con la inteligencia de un científico, es capaz de descifrar mensajes en código binario gracias a las clases que recibió de la NASA al preparar su viaje con la Fundación She Is, una organización que promueve el talento en jóvenes mujeres estudiantes en regiones apartadas y vulnerables del país.

Aynhara Mena se ha convertido en un referente para sus compañeros y también para su comunidad, quienes siempre la buscan para felicitarla y preguntarle cómo hace para ser inteligente, y hasta para que les enseñe matemáticas, una de las materias con la que más dificultades tiene los niños en su formación.

Esta joven chocoana sueña con aportar al desarrollo de su comunidad, tan tristemente abandonada, y también a la ciencia mundial, porque quiere lograr una cura para el cáncer o alguna grave enfermedad, pero también con un sistema de ingeniería para la NASA.

Aynhara ama el mar y siempre que tiene oportunidad lo va a visitar porque le encantan las ballenas y les parecen seres muy interesantes e inteligentes. Esta joven chocoana es un ejemplo para los niños colombianos, y con seguridad, será una de las colombianas que más orgullo nos hará sentir.

FUENTE COLOMBIA.COM