Al menos 6 muertos y 180 vehículos atacados deja «paro armado» en Colombia

Paro armado del Clan del Golfo tiene confinadas a 74 comunidades. Foto: Twitter @CCCIS_colParo armado del Clan del Golfo tiene confinadas a 74 comunidades. Foto: Twitter @CCCIS_col

Al menos seis muertos y 180 vehículos atacados, la mayoría incinerados, ha dejado el «paro armado» del Clan del Golfo, la principal banda criminal de Colombia que tiene en zozobra a decenas de poblaciones de 11 departamentos del país, informaron las autoridades este domingo.

El Ministerio de Defensa señaló que las acciones criminales del Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), han derivado en los homicidios de tres civiles, un policía y dos soldados.

El «paro armado» del Clan del Golfo, que comenzó el jueves pasado e irá hasta el martes, se realiza en represalia por la extradición a EE.UU. de su máximo jefe, Dairo Antonio Úsuga, alias «Otoniel», un día antes.

Ese grupo ha restringido el comercio, el desplazamiento de vehículos por carreteras y la movilidad de las personas, amenazando con ataques a quienes transiten por las vías, incluso si van en caravanas escoltadas por el Ejército, en varios departamentos de Colombia.

Otras cifras

Desde que inició el «paro armado», las autoridades han detenido a 92 personas, 21 por orden judicial y 71 en flagrancia, y entre los capturados aparece alias ‘Pedro’, segundo cabecilla del Clan del Golfo en el departamento del Magdalena (norte).

Igualmente se han realizado 37 allanamientos en los que se han incautado 12 armas de fuego, 481 cartuchos, 6 grabadas, 23 celulares y más de 50 millones de pesos (unos 12.000 dólares).

Extradición de Otoniel

Alias «Otoniel», considerado por el presidente colombiano, Iván Duque, tan peligroso como Pablo Escobar y «un asesino de líderes sociales, abusador de niños, niñas y adolescentes, asesino de policías y uno de los más peligrosos criminales del planeta»fue extraditado el miércoles para que responda en EE.UU. por delitos de narcotráfico.

Úsuga se declaró un día después no culpable ante una jueza federal en Nueva York que lo acusa, entre otros delitos, de «liderar una empresa criminal continuada» entre el año 2003 y octubre de 2021, cuando fue capturado, y de «participar en una conspiración internacional para fabricar y distribuir cocaína, a sabiendas y con la intención de que las drogas serían importadas ilegalmente a Estados Unidos».

COLOMBIA.COM