En el Quindío se buscan soluciones ante crisis financiera de las EPS

El Gobierno del Quindío, a través de la Secretaría de Salud, está intensificando sus esfuerzos para enfrentar la grave situación financiera que afecta a las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) en el departamento. La crisis, que impacta especialmente a las IPS de alta complejidad, se debe a las deudas acumuladas por algunas Entidades Promotoras de Salud (EPS) intervenidas y otras liquidadas, como Nueva EPS, Asmet Salud, Sanitas, SURA y S.O.S.

De acuerdo con datos reportados por IPS clave en el Quindío, como el Hospital Universitario San Juan de Dios, la Clínica La Sagrada Familia y la Clínica Central, la cartera acumulada supera los $180,000 millones de pesos. Esta falta de liquidez compromete seriamente su capacidad operativa, afectando la calidad y oportunidad de la atención médica ofrecida a los habitantes del departamento. Además, el déficit financiero impide el pago oportuno de nóminas al personal y el cumplimiento de compromisos con proveedores de insumos médico-quirúrgicos esenciales.

Ante esta situación crítica, el secretario de Salud del Quindío, Carlos Alberto Gómez Chacón, ha hecho un importante llamado al Gobierno Nacional y a la Superintendencia de Salud para abordar las deudas pendientes de las EPS con las IPS. Este miércoles se llevará a cabo una reunión con representantes de Nueva EPS, Asmet Salud y el Ministro de Salud, en la que se discutirá la urgente necesidad de una inyección significativa de recursos para saldar las deudas acumuladas y asegurar la viabilidad financiera de las instituciones de salud en el Quindío.

“El departamento del Quindío, al igual que otros en el Eje Cafetero, requiere una inyección de recursos importantes para saldar las deudas en cartera y garantizar la viabilidad financiera de las instituciones. Si alguna de estas instituciones cierra sus servicios, no tendremos dónde referir ni cómo atender a los pacientes”, enfatizó Gómez Chacón.

Actualmente, la situación es alarmante: la ocupación de camas supera el 85% en el Hospital San Juan de Dios, que se encuentra en alerta amarilla por hospitalización. Además, las urgencias están totalmente desbordadas, con pacientes esperando más de 48 horas para ser atendidos debido a la falta de camas disponibles. “La situación sería aún más crítica y caótica si una de estas instituciones cerrara, ya que no tenemos la capacidad en la red para asumir la atención”, añadió el secretario de Salud.

La reunión de este miércoles es vista como un paso crucial para encontrar soluciones inmediatas y evitar un colapso en el sistema de salud del departamento.

FUENTE QUINDIONOTICIAS.COM

Noticias Relacionadas

Publicación siguiente

Discusión sobre este post

Publicidad

perfil-300x300
cc-ibg-300x300
wander-burguer-new-300x300
carlujoss-300x300
ibg-300x300

Recommended

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.